La gigantesca nube de Smith que se dirige hacia la Vía Láctea sigue siendo un desconocido, pero hay nuevas pistas

Desde que los astrónomos descubrieron la nube de Smith, una nube gigante de gas que está cayendo en picado hacia la Vía Láctea, han sido incapaces de determinar su composición, obstaculizando las pistas sobre su origen. En la universidad de Notre Dame, el astrofísico Nicolas Lehner y sus colaboradores han determinado ahora que la nube contiene elementos similares a nuestro Sol, lo que significa que la nube se originó en los bordes exteriores de la Vía Láctea, y no en el espacio intergaláctico como algunos habían especulado… LEER MÁS

Leer más