Vivir en el planeta Venus sería como vivir en el mismo infierno…

A Venus se le suele llamar como el planeta “hermano” de la Tierra debido a todas las cosas que tienen en común. Son de tamaño comparable, tienen composiciones similares y ambas orbitan dentro de la zona habitable del Sol. Pero más allá de eso, hay algunas diferencias notables que hacen de Venus sea un infierno fundido, y que sería el último lugar que alguien visitaría…

Gran parte de esto tiene que ver con la atmósfera de Venus, que es increíblemente densa y enteramente hostil a la vida como la conocemos. Y debido a su densidad y composición natural, la temperatura superficial media de Venus es lo suficientemente caliente como para fundir el plomo. Todo esto se suma a algunos patrones de tiempo bastante interesante, que también son increíblemente hostiles…

Leer más