El decremento de Forbush

Constantemente todo el universo es bombardeado por rayos cósmicos generados por fenómenos cataclísmicos lejanos como por ejemplo: núcleos activos de galaxias, supernovas, colisiones entre galaxias, agujeros negros, etc… Los rayos cósmicos son partículas de muy alta energía (oscilan entre 100 a 1000 MeV megaelectronvoltios) que viajan a velocidades cercanas a la luz. Estas partículas penetran en la heliosfera y se adentran en el sistema solar viajando en cualquier dirección, pues estas partículas del universo profundo cambian constantemente de trayectoria afectadas por los campos magnéticos que se encuentran en su viaje cósmico. A diferencia de los protones solares, los cuales son

Leer más

Certezas e hipótesis sobre los ciclos solares: Capítulo II. Hipótesis sobre los ciclos solares.

Como hemos apuntado anteriormente en el capítulo Certezas sobre los ciclos solares, los ciclos solares se producen debido a la interacción de los campos magnéticos con la convección, la rotación diferencial, las fuerzas de Coriolis y los movimientos ciclónicos de la atmósfera. Pero, también hemos de tener en cuenta que en el universo está todo interconectado, desde lo más minúsculo y microscópico a los niveles macroscópicos como los cúmulos de galaxias. Basándonos en el último estudio realizado, por un equipo científico alemán del Helmholtz-Zentrum Dresden-Rossendorf (HZDR) liderado por Frank Stefani y publicado en la revista Solar Physics, se argumenta la posible

Leer más

Actividad en enanas rojas vs habitabilidad planetaria

Nuevos resultados en las investigaciones basado en los datos de archivo de la misión GALEX (Galaxy Evolution Explorer), misión que fue dedicada a observar galaxias en longitudes de onda ultravioleta y finalizada el 28 de junio de 2013, aporta nuevas evidencias sobre la actividad de estos objetos estelares, detectando decenas de fulguraciones en estrellas enanas rojas

Leer más

Certezas e hipótesis sobre los ciclos solares: Capítulo I. Certezas sobre los ciclos solares.

En nuestra estrella la actividad solar se modula por ciclos que tienen una duración de 11 años aproximadamente, mitad de subida y mitad de bajada de actividad, por término medio. En los periodos en que el sol está en el máximo de su ciclo de actividad, hay más probabilidad de que se produzcan fenómenos solares más intensos y con mayor frecuencia.

Leer más