El bulo del apocalipsis solar que circula por los medios de comunicación

En estos días hablar de cualquier otra cosa que no sea el famoso “coronavirus” es como algo impensable… Pero hace unos días, saltó una alarma en algunos medios de comunicación donde LA NASA (como no) alertaba de que el Sol se iba a dormir provocando grandes bajadas de temperatura en el planeta como nunca y fuertes terremotos, entre otras cosas… vamos… el apocalipsis.

Este “bulo” llega de la mano de THE SUN, un medio de comunicación extranjero donde se cita a el astrónomo Tony Philips, donde en ese medio de comunicación aporta una entrevista privada según comentan. En la entrevista realmente comenta que el Sol está en un periodo de muy baja actividad, como es conocido y previsible, y que la actividad en su superficie es muy baja. En ningún momento, en dicha entrevista se comenta que vaya a producirse algún fenómeno del cual tengamos que preocuparnos en la Tierra.

Actualmente estamos en el pico más bajo de la actividad solar. Cada 11 años aproximadamente, el ciclo solar empieza de 0 por decirlo de una manera, partiendo desde un pico de baja intensidad y poco a poco aumentando. Cierto es que este periodo podría extenderse a más, ya que aunque se han apreciado ya manchas solares del próximo ciclo, poco más hemos tenido por ahora.

Pero hablamos de algo normal, y algo de que en realidad no hay de porque preocuparse.

Cierto es que, en el pasado, entre los años 1790 y 1830 se produjo lo que llamamos como Mínimo de Dalton. Durante esos años, la actividad solar fue completamente nula o muy baja, y justamente el año 1815 se tuvo un año sin verano, debido a las alteraciones que se sufrieron en el clima en todo el hemisferio norte, con mas precipitaciones, temperaturas medias un grado más bajo, etc… Pero por ahora la correlación no implica causalidad, o por lo menos hasta ahora no se ha podido demostrar…

Durante ese año en concreto se produjo la gran erupción del monte Tambora, en Indonesia. Ella causó una expulsión a la atmósfera una descomunal cantidad de cenizas volcánicas, polvo y otras sustancias que, contribuyeron a bloquear la luz del Sol siendo las presuntas causantes de las alteraciones meteorológicas que hemos contado. Así pues, acusar al Sol del año sin invierno es una simplificación peligrosa y, muy posiblemente, equivocada.

En cuanto seísmos, no se puede ni se ha podido demostrar hasta ahora que los fenómenos geológicos tengan relación con la actividad solar. De hecho, hay varios estudios sin “demostrar” todavía que comprueban que la situación es todo lo contrario, como más actividad solar mas probabilidad de seísmos, pero dejemos eso en -standby- ya que no está demostrado por ahora.

Para finalizar, hay que recordar que siempre que se dice algo… lo dice la NASA… ante todo hay muchos astrónomos independientes que colaboran, etc.. pero ello no implica que sea la NASA quien lo diga. Que diga un solo científico de la NASA algo, de los miles que trabajan o colaboran, no implica hablar en nombre de la institución. Por otro lado, toda la entrevista ofrecida por el The Sun ha sido entendida de una forma tan trasversa que crea alarmismo y confusión al completo.

Sea como sea la noticia se ha exagerado al 1000% y por ahora no hay nada de alarmismo ya que la situación sigue su curso…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.