Mejoras en el pronóstico de las eyecciones de masa coronal.

Diferentes regiones se ven afectadas por partículas solares aceleradas durante las eyecciones coronales de masa (CME´s)

Las eyecciones de masa coronal son emisiones repentinas y espectaculares de miles de millones de toneladas de gas a elevadísima temperatura que cruzan el medio interplanetario a millones de kilómetros por hora. Si llegan a impactar la Tierra (y muchas veces ocurre) pueden producir preciosos efectos a altas latitudes: las auroras polares. Pero pueden también ser causa de disfunciones en las comunicaciones, los sistemas de navegación y las redes eléctricas. Los físicos solares estudian las CME´s para intentar comprender mejor los procesos que las desencadenan y poder pronosticarlas para intentar así poder mitigar sus efectos perniciosos sobre nuestra tecnología.

Las CME´s también son excelentes conductoras de las ondas de plasma que pueden acelerar partículas hasta velocidades relativistas (del orden del diez por ciento de la velocidad de la luz). La investigación del proceso de las eyecciones ha puesto de manifiesto que esas partículas aceleradas pueden desencadenar estallidos de radiación en longitudes de onda de radio imbuidos en los propios mecanismos de emisión del plasma. Pero aún no se conoce completamente la relación entre los estallidos de radio y las CME´s, en parte por limitaciones inherentes a la detección de las más bajas radiofrecuencias en dichos entornos.

Un estudio reciente liderado por investigadores del Trinity College de Dublín y la Universidad de Helsinki han usado observaciones a partir de la combinación de diversos instrumentos sobre el famoso evento del 10 de septiembre de 2017 para intentar determinar sus interrelaciones en mayor detalle. Los datos de la Antena de baja frecuencia LOFAR, conjuntamente con imágenes de la atmósfera solar de satélites de la NASA, la NOAA y la ESA se han usado en combinación para extraer con la ,mayor exactitud posible en qué punto son aceleradas las partículas por la especialmente intensa eyección solar de ese día.

La combinación de los resultados de todas esas observaciones en alta resolución, permitieron al equipo resolver que la CME creó una enorme onda de choque al eyectarse del Sol, la cual pudo acelerar los electrones hasta generar el estallido en radio. Esto proporciona un punto de vista con un detalle exquisito en el interior de las profundidades de una CME y cómo funciona en sus orígenes, lo que podría habilitar para unos pronósticos mucho más afinados y específicos  en el futuro y tener mejor identificada la posibilidad de prevenir esos estallidos en radio  y cuándo impactarán la Tierra con mayor precisión, para estar mejor protegidos frente a ellos.

El EST (Telescopio Solar Europeo) proporcionará unas observaciones con una resolución extraordinaria de las manchas solares, que son las regiones en la superficie solar en las que esas CME´s a menudo se originan. Usando las observaciones con EST en combinación con las de otros instrumentos en futuras eyecciones solares como la de septiembre de 2017, estos eventos podrían servir para mejorar ostensiblemente nuestra comprensión de estos fenómenos.

El vídeo del enlace, muestra observaciones desde satélite de la eyección coronal de masa y su propagación en el EUV de la CME de 10 de septiembre de 2017. Los contornos de la izquierda y el espectro de la derecha dan muestra de la emisión de radio detectada por LOFAR, incluyendo las señales inequívocas del estallido de radio llamados espiguillas (herringbones)

 

Créditos: Dr. Sophie Murray, EST, ESA, NASA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.