La NASA muestra la última fotografía enviada por la sonda Opportunity sobre Marte antes de «morir»

Triste… Pero a la vez hermoso…

La NASA ha compartido la última fotografía enviada por el rover Opportunity desde la superficie de Marte. El lugar de descanso final del rover está en el cráter Endeavour, y salvo un evento estadísticamente improbable, permanecerá allí durante siglos, milenios o incluso más. Y en lugar de una lápida, tenemos esta imagen final.

La imagen es un panorama, capturado en el punto final del viaje de más de 15 años del Opportunity. El odómetro de Opportunity ahora está parado a 45 kilómetros, y su cronómetro en 5,111 soles.

354 imágenes individuales conforman esta fotografía final, y Opportunity las capturó entre el 13 de mayo y el 10 de junio de 2018. El 10 de junio, una gran tormenta de polvo global envolvió Marte y el tiempo de Opportunity terminó.

Imagen original con detalles. Hagan clic encima para ver en tamaño grande.

La imagen final de Opportunity es de Endeavor Crater, un cráter de impacto en Meridiani Planum. Las imágenes fueron capturadas en grupos de tres, cada una con un filtro diferente. Todas se combinan para crear un panorama de un color. Pero en la esquina inferior izquierda una parte de la imagen es en blanco y negro. Esto se debe a que la tormenta de polvo llegó al rover antes de que pudiera terminar de captar imágenes con los tres filtros RGB.

El borde del cráter Endeavour y el punto de entrada de Opportunity están en la parte superior central. Se ven diferentes tipos de formaciones rocosas, al igual que algunas partes del rover que sobresalen en la imagen.

Esta fotografía final será el signo de exclamación para el final de la misión. El cadáver de Opportunity será su propio monumento, atrapado en el tiempo en la superficie de Marte.

Durante las próximas décadas, o incluso siglos o milenios, las tormentas de polvo y los cambios bruscos de temperatura repetidos afectarán al rover. No podemos estar seguros de cuánto tiempo tomará, pero el rover eventualmente sucumbirá al ambiente marciano. Las partes se romperán y, eventualmente, el rover se derrumbará, quizás quedando parcialmente enterrado en el suelo, bajo la arena o tierra.

Quizás, en un futuro, alguien irá a visitar el Opportunity. Puede que no haya una razón científica para hacerlo, pero el prestigio cultural será innegable. Una vez que hayamos establecido el viaje a Marte, y una vez que tengamos una base allí, alguien querrá visitar al Opportunity.

Tal vez los humanos no vayan. Quizás envíen a otro explorador robótico a visitar a su antepasado. Y tal vez el Opportunity tendrá un último papel científico que cumplir. Puede servir como un caso de estudio involuntario sobre los efectos perjudiciales del propio ambiente marciano. Quién sabe…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.