Se da por «muerto» el rover Opportunity después de 15 años de investigación en Marte

Marte es el planeta lleno de robots (rovers) en su superficie y satélites en órbita, que exploran e investigan sobre el planeta.

Entre todos ellos, está el Curiosity, un rover de la NASA que aterrizó en la superficie de Marte el 25 de enero de 2004.

El pasado 10 de junio de 2018, el vehículo tuvo que verse obligado a entrar en estado de hibernación debido a la formación de una tormenta sin precedentes en el hemisferio norte de Marte, llegando a cubrir buena parte del planeta rojo. La falta de visibilidad impedía que los paneles solares del Curiosity pudieran recargarse, por lo que se decidió que entrará en modo de reposo para conservar energía.

La tormenta de arena estuvo presente durante varias semanas y una vez pasado el evento, los ingenieros de la NASA tratarón de “reanimar” el rover pero sin éxito…

Desde entonces, el rover ha permanecido apagado por completo, con la excepción de un reloj programado para tratar de reactivarlo de vez en cuando. En todo este tiempo, el mayor temor ha sido que, al apagarse los sistemas de calefacción del rover, la temperatura cayera e inutilizase las baterías de forma permanente.

De hecho, se cree que fue el frío el que, en 2010, inutilizó el rover de exploración de Marte (MER) Spirit, un gemelo del Opportunity que quedó varado en la arena marciana. Los dos rovers fuerón lanzados simultaneamente pero en lugares opuestos al planeta.

Durante más de 1.000 intentos de entablar una nueva conexión con el Curiosity no ha conseguido despertar de su hibernación.

Por ello, hoy la NASA, en una rueda de prensa, da por terminada la misión despues de 15 años de vida y 45,16 kilometros recorridos. Teniendo en cuenta que la misión tan solo estába diseñada para que durará hasta 3 meses y recorriera un máximo de 1006 metros, su misión tuvo una extensión increíble.

Durante los años que la misión ha estado operativa, el Opportunity ha realizado maniobras que no se habían intentado nunca, como trepar hasta el filo del cráter Victoria, lanzarse a su interior y conseguir salir de nuevo en 2008, o quedar atascado en la arena y conseguir salir gracias a que en Tierra los ingenieros de la NASA estuvieron ensayando las maniobras con una réplica exacta del vehículo.

A parte de ello, el Opportunity ha conseguido encontrarcompuestos químicos en las rocas que demuestran que en el pasado el planeta albergó grandes masas de agua donde podría haber surgido la vida.

DEP Opportunity (2004-2019)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.