Aquí está, la foto de alta resolución de Ultima Thule que todos hemos estado esperando.

El 31 de diciembre de 2018, la misión New Horizons de la NASA hizo historia al ser la primera nave espacial en encontrarse con un objeto del cinturón de Kuiper (KBO) llamado Ultima Thule (2014 MU69). Esto ocurrió aproximadamente dos años y medio después de que la sonda New Horizons se convirtiera en la primera misión en la historia en realizar un sobrevuelo de Plutón. Al igual que en el encuentro con Plutón, el encuentro de la sonda con Ultima Thule condujo a una imagen del encuentro realmente sorprendente (noticia de la llegada).

Y ahora, gracias a un equipo de investigadores del Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad John Hopkins (JHUAPL), esta imagen se ha mejorado para proporcionar un aspecto más detallado y de alta resolución de Ultima Thule y sus características de superficie. Gracias a estos esfuerzos, los científicos pueden aprender más sobre la historia de este objeto y cómo se formó, lo que podría decirnos mucho sobre los primeros días del Sistema Solar.

La imagen original fue obtenida por la cámara de imagen de gran angular y visible en color (MVIC), uno de los dos componentes que conforman el telescopio Ralph de New Horizons, el 1 de enero de 2019, cuando la nave espacial se encontraba a 6.700 km de Ultima Thule. La imagen tenía una resolución de 135 metros por píxel cuando se almacenó y luego se transmitió a la Tierra como parte del paquete de datos de la nave espacial (del 18 al 19 de enero).

Luego, la imagen se sometió a un proceso conocido como deconvolución, donde las imágenes se agudizan para mejorar los detalles finos (que también amplifican el granulado de las imágenes cuando se ven con alto contraste). La imagen resultante deconvuelta revela nuevos detalles topográficos a lo largo del terminador (límite día / noche) cerca de la parte superior, gracias al patrón de iluminación oblicua.

Esta nueva imagen está comenzando a revelar diferencias en el carácter geológico de los dos lóbulos de Ultima Thule, y también nos presenta nuevos misterios. Durante el próximo mes habrá mejores colores y mejores imágenes de resolución que esperamos que ayuden a desentrañar los muchos misterios de Ultima Thule.

Hasta el momento, New Horizons solo ha devuelto el 1% de todos los datos que recopiló en Última Thule. Enviará el resto en los próximos 20 meses, pero no será hasta fines de febrero cuando tengamos imágenes geológicas, de color y estéreo mucho más detalladas que las que tenemos ahora.

Los detalles que son más evidentes en esta foto mejorada incluyen numerosos hoyos pequeños que tienen hasta 700 metros de diámetro. La gran característica en el más pequeño de los dos lóbulos, que mide 7 km de diámetro, también parece ser una depresión profunda. Ambos lóbulos también muestran muchos patrones intrigantes de luz y oscuridad, sin mencionar el «collar» brillante donde se conectan los dos lóbulos.

En este momento, no está claro cómo se formaron estas características y patrones, pero hay varias posibilidades que podrían revelar mucho sobre la historia del objeto. Por ejemplo, las depresiones profundas podrían ser cráteres de impacto resultantes de colisiones que ocurrieron en el transcurso de la vida útil de 4,45 mil millones de años del objeto. O podrían ser el resultado de otros procesos, como el colapso interno o la ventilación de materiales volátiles a principios de su historia.

Estudios adicionales de estas características podrían revelar pistas sobre cómo se armó Ultima Thule durante la formación del Sistema Solar, hace unos 4.5 mil millones de años. En la actualidad, New Horizons está aproximadamente a 6.64 mil millones de km de la Tierra y se está moviendo hacia el borde del Sistema Solar a más de 50,700 km por hora.

Por ahora, a menos que haya extensiones adicionales en la misión New Horizons, está programada para que duré hasta el 2021. En ese momento, se espera que el equipo de la misión pueda reunirse y decidir como conseguir estudiar todavía más algún los objeto adicional del Cinturón de Kuiper (KBO), que revelarán más sobre la historia más temprana de nuestro sistema solar. Por suerte, en la llegada a Ultima Thule, no hizo falta el consumo del combustible esperado, pudiendo ahorrar para hacer que la misión pueda durar algo más de tiempo.

Hasta ahora, tendremos que esperar para nuevas imágenes de Ultima Thule, pero aun estando lejos, la New Horizons le queda por enseñarnos muchas y muchas sorpresas…

Fuente de la noticia: http://pluto.jhuapl.edu/News-Center/News-Article.php?page=20190124

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.