Una mancha solar peculiar.

Es un fenómeno bien conocido el hecho de que uno de os indicios del inicio de un ciclo solar viene marcado por la aparición de grupos de manchas en altas latitudes solares. Las manchas comienzan a aparecer en torno a latitudes alejadas del ecuador solar hasta en 25 a 30 grados y en plazos de entre 10 a 20 meses antes del mínimo solar (antes de lo que se considera el inicio del nuevo ciclo solar).

Por eso, conforme el siguiente  ciclo solar avance, los grupos de manchas comenzarán a  aparecer gradualmente más cerca del ecuador solar, con latitudes en torno a los 15 grados cuando se alcance el máximo del ciclo solar. Cuando dicho ciclo se dirija hacia su consiguiente mínimo, las manchas solares comenzarán a aparecer gradualmente más próximas al ecuador y más pequeñas hasta desaparecer  y las correspondientes al nuevo ciclo comenzarán a manifestarse  nuevamente a altas latitudes, más alejadas del ecuador.

Los movimientos de manchas especificados se pueden seguir en los diagramas en que se muestran las latitudes de los grupos de manchas en función del tiempo en que se han observado. Dichas representaciones se conocen como diagramas mariposa, por el parecido de dichas imágenes con esos insectos. Se asocia este tipo de diagramas a la idea de la dinamo solar, pero el mecanismo preciso de su funcionamiento, aún es ámbito de estudio para los científicos y no está perfectamente definido.

Las manchas solares de un nuevo ciclo pueden asimismo ser identificadas por su polaridad magnética, que es opuesta a la que tenían las del ciclo previo en el mismo hemisferio solar. Sin embargo, estos grupos de manchas de polaridad inversa deben tener una latitud lo suficientemente elevada simultáneamente para poder ser identificados como correspondientes al nuevo ciclo solar, ya que se ha detectado que durante el transcurso del ciclo solar, sobre el 3% de los grupos de manchas presentan polaridad inversa a las del resto de su hemisferio solar, lo que probablemente  sea debido a la dinámica en el interior del Sol.

Cuando el pasado diciembre de 2016 apareció un grupo de manchas con la polaridad invertida respecto a la que correspondería para las de su hemisferio solar, el sur en este caso, y a una latitud por encima de los 20 grados, se consideró el primer grupo del nuevo ciclo solar 25.

El magnetograma revela la polaridad magnética de los grupos de manchas solares (se puede ver en la imagen inferior). El grupo de manchas se numeró como 12620 y está enmarcado con un círculo rojo (igual que en la imagen del diagrama mariposa). Como se puede observar, esta mancha está aun relativamente cerca del “ala” sur de la mariposa en el presente ciclo solar 24 por lo que hay una pequeña posibilidad de que dicha región de manchas sea realmente una región del presente ciclo con polaridad revertida (de las anteriormente citadas de ese 3%).

No han aparecido regiones de manchas en altas latitudes en 2017 y hasta el 8 de enero de 2018, cuando se ha registrado el grupo 12694 con una latitud de -32 grados. Esta es una latitud perfecta para una región del nuevo ciclo, pero…  resulta que este grupo, tiene la misma configuración de polaridad magnética a la del resto de grupos de manchas del hemisferio sur en que está localizada y correspondientes al presente ciclo solar 24. (Ver el magnetograma  y el diagrama mariposa, ese grupo está enmarcado en verde). Por tanto, ¿esta región corresponde efectivamente al ciclo 24 pero tiene una latitud excepcionalmente alta para la fase del ciclo en la que se ha desarrollado o es una región correspondiente al ciclo 25 y presenta una polaridad invertida, correspondiente a ese 3% de excepcionalidad? Sólo el tiempo lo dirá, pero por ahora, lo que podemos afirmar que es una mancha solar peculiar.

Fuentes: SIDC, ESA, imágenes SDO, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.