Actividad del 18 de octubre de 2017 en la cara del sol opuesta a Tierra.

Parece que algo se está cocinando al otro lado… los meteorólogos espaciales tuvieron un pequeño sobresalto el pasado día 18 de octubre de 2017 debido a dos eyecciones coronales de masa (CME´s) de cierta intensidad originadas en la cara del sol opuesta a Tierra, en las proximidades del limbo Este solar. A pesar de un vacío de datos en STEREO-A de cerca de 4 horas, en estos momentos estamos en condiciones de afirmar que la fuente de las erupciones podría haber sido debida a la antigua región activa 12682, que se halla actualmente en la cara opuesta a Tierra del disco solar y rotará el limbo Este en un día o dos.

Las imágenes de los momentos previos y posteriores en el ultravioleta extremo (EUV) de STEREO-A muestran perfectamente los cambios tan profundos en las regiones más próximas a este área, con oscurecimiento coronal y bucles coronales post erupción claramente visibles.

Como ya informamos en su día, las regiones activas 12682 (a la que aludimos en este nuevo informe por haber sido la causa de las CME registradas el 18 de octubre en la cara opuesta a Tierra del disco solar) y la 12683 se tornaron más y más activas a finales de su última rotación por la cara visible desde Tierra del disco solar, hace aproximadamente dos semanas. Los análisis de los datos recogidos por CACTus revelaron CMEs en la cara opuesta del disco solar de forma recurrente durante los 10 días siguientes a que dichas regiones rotaran el limbo Oeste solar y pasaran a la cara opuesta a Tierra, siendo alternativamente ambas regiones sus fuentes. La intensidad de la eyección del día 18 de Octubre, no dejó por eso de ser ciertamente sorprendente, corroborando esta situación los datos recogidos de los instrumentos a bordo de STEREO-A en los que se podía registrar un severo incremento en el flujo de protones energéticos. Algo que también sufrió el planeta Mercurio, bien conectado a la fuente de protones en ese momento, mientras que los monitores de protones de GOES (en las proximidades de la Tierra, (satélites geoestacionarios) reportaban niveles nominales y estables de protones.

La primera CME pudo registrarse por el coronógrafo LASCO-C2 de SOHO hacia las 05:48 UT del 18 de Octubre de 2017. Una peculiar forma probablemente debida en parte a ciertos efectos de proyección de la imagen así como por otra parte a cierto desvío causado por la proximidad de agujeros coronales. Llevó asociados bloqueos de radio detectados desde varios radio observatorios solares en todo  el planeta (los que se encontraban en el lado diurno del mismo) en ese periodo de tiempo (entre las 05:39 UT y las 05:45 UT).

Los registros en ese lapso temporal desde SDO y PROBA2 revelaron una violenta eyección de plasma (partículas cargadas) desde la parte posterior del disco solar con inicio a las 05:35 UT. Análisis posteriores revelaron que la velocidad de dicha eyección pudo rondar los 1.500 Km/s. Las imágenes de SDO (con el filtro AIA 094) y de PROBA-2 (mostradas sobre estas líneas) dejan ver bien a las claras la eyección de material a las temperaturas de varios millones de grados y de 1 millón de grados respectivamente a las 05:37 UT.

La segunda CME tuvo lugar justo después de la primera. Y también fue detectada por el coronógrafo LASCO-C2 de SOHO, iniciándose a las 06:50 UT. En esta ocasión, no hubo registro de bloqueos de radio en los observatorios a nivel de suelo.

Las imágenes de SDO y PROBA2 revelaron una eyección de plasma mucho más suave en esta ocasión. Los análisis de los datos de las imágenes de los coronógrafos de SOHO y STEREO-A posibilitaron una estimación de la velocidad de eyección de plasma en torno a los 1.000 Km/s.

La imagen mostrada sobre estas líneas corresponde a LASCO C3 de SOHO y nos muestra el intenso brillo de la segunda CME, que siguió muy de cerca a la emisión de la primera. Ninguna de las referidas  CMEs estuvo dirigida a Tierra, pero STEREO-A pudo verse afectado (por el halo asimétrico de la CME desde su punto de vista). Los dos puntos brillantes hacia la izquierda son los planetas Júpiter (arriba) y Mercurio (abajo). Ambos estaban en oposición al Sol (vistos desde Tierra) a unas distancias de nuestro planeta de  964 millones de Km y 213 millones de Km respectivamente.

A pesar de que la región activa 12682 está a uno o dos días de rotar el limbo Este solar y hacerse visible desde Tierra, la región que se localiza justo sobre la zona de desarrollo de los bucles coronales post erupción logró sobrepasar el limbo lo suficiente como para iniciar un flujo de rayos X cuya influencia que pudo ser detectada por GOES desde Tierra. Un evento de larga duración tuvo inicio sobre las 08:30 UT con pico de actividad 2 horas después y producir una fulguración de clase B 2.3. Un brillo que se elevó sobre el limbo Este pudo verse con el filtro AIA 094 de SDO a varios millones de grados de temperatura, pero no se pudo registrar con la misma claridad a temperaturas más bajas como las que registra el SWAP de PROBA 2.

Conforme dicha región se enfriaba, los bucles coronales post erupción se hicieron visibles desde la parte posterior del limbo. Dichos bucles pudieron ser muy fácilmente seguidos por SWAP de PROBA 2 (imagen superior) así como desde SDO y con filtros de temperaturas moderadas. Llegaron a alcanzar los 70.000 km de altura (medida sobre el limbo), lo que corresponde a aproximadamente 6 diámetros terrestres. Las imágenes del ultravioleta extremo de STEREO-A muestran una preciosa arcada así como una buena secuencia de bucles coronales post erupción.

También compartimos en nuestra web una película que abarcaba la actividad completa registrada el día 18 de Octubre.

En la imagen de abajo se puede ver un extracto de dicha actividad con una secuencia temporal cuya gráfica representa los bloqueos de radio (representados en trazos verticales en amarillo, hacia las 05:45 UT) y los flujos de rayos X (la curva azul claro del fondo, entre las 09:00 y las 12:00 UT).

Es previsible que las jornadas venideras sean de cierta intensidad, o al menos eso se podría deducir. Lo primero por acabar de determinar y definir con la mayor exactitud posible las intensidades de ambas CMEs así como si la segunda podría incrementar los efectos de la primera. De hecho, aunque más rápida, la primera CME tuvo que abrirse paso a través del material mucho más lento que se encontraba por delante y que conformaba el viento solar propio del tiempo en calma que la precedía, lo que podría permitir a la segunda CME llegar a alcanzar a su predecesora. Este fenómeno se conoce como “canibalismo entre CME´s” y puede dar lugar a disturbios mucho mayores que los que provocaría cada CME por separado. Se espera que este par de CME alcancen STEREO A a finales del 19 de Octubre o el día 20 temprano. Y lo siguiente, por supuesto, es comprobar si la región activa 12682 y la contigua 12683 permanecen igual de generosas en cuanto a generación de fenómenos se refiere  cuando roten el limbo Este en unos días, y pueden llegar a incrementar la actividad en el disco solar visto desde Tierra.

Fuentes: NASA, ESA, SIDC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.