Agujero coronal recurrente

Actualmente, la Tierra está bajo la influencia de un flujo de viento solar acelerado (HSS: High Speed Stream) asociado a un agujero coronal bastante extenso, el cual estaba situado, el pasado día 24 de septiembre de 2017, en la zona ecuatorial del Sol, transitando su meridiano central, como se puede apreciar en la imagen.

La corriente de partículas asociada a dicho flujo de viento acelerado, alcanzó nuestro planeta a finales de la jornada del 26 de septiembre, con velocidades máximas el 27 de septiembre, fecha en la que los picos máximos rondaron los 710 Km/s y el Bz se situó en -17nT. Se puede ver el detalle en la gráfica adjunta más adelante (colores amarillo y rojo) sobre datos del satélite DSCOVR. Como consecuencia de todo lo anterior, los índices de actividad geomagnética se situaron en el rango de tormenta geomagnética intensa (Kp=7)

Incluso con la tormenta solar en progreso, picos de actividad geomagnética aún más intensos podrían ser registrados e informados puntualmente en los días venideros.

Este es ya el cuarto paso de este agujero coronal por la cara visible desde Tierra del disco solar. Comenzó su desarrollo a inicios de Junio de 2017 y cruzó el meridiano central solar el día 5 de Julio de 2017 por primera vez como un agujero coronal definido e identificable. Las siguientes veces que lo hizo, fueron:  el 1 de agosto, el 28 de agosto y el 24 de septiembre de 2017.

En la comparativa de imágenes inferior se puede comprobar dichos tránsitos. Posee una configuración magnética de polaridad positiva, lo que quiere decir que las líneas de campo magnético salen desde él hacia los confines del sistema solar.

En la tabla inferior se muestra un sumario con los valores alcanzados en los principales parámetros del viento solar alcanzados gracias a la presencia de esta estructura que ahora estudiamos en detalle.

En la primera columna se indica el paso por el meridiano central solar y a continuación (segunda columna) el momento estimado para la llegada del flujo de partículas a Tierra.

En las siguientes columnas se muestra la estimación de los valores de pico máximo alcanzados en cuanto a velocidad del viento solar (en Km/s) y el nivel alcanzado para la componente vertical del campo magnético, ó Bz (en nT). Como referencia para poder establecer una comparativa clara, el viento solar en condiciones de sol en calma, tiene unos valores de velocidad de 400 Km/s y Bz entre +3 nT y – 3nT.

En los pasos de este agujero coronal previos al actual, los efectos en la magnetosfera terrestre se limitaron a débiles episodios de tormenta geomagnética de nivel menor (Kp en torno a 1 ó 2 y Dst en torno a – 50nT).

En la presente ocasión, sin embargo, la influencia es mucho más intensa, con un índice Kp de 7 y un Dst que ya ha alcanzado los – 100 nT y picos de valores superiores.

Esto nos demuestra, una vez más, que el entorno de la Tierra es más vulnerable a los disturbios causados por el viento solar en las estaciones de primavera y otoño, el efecto conocido como Russell-McPherron.

Si este agujero coronal sobreviviera a una rotación solar completa más, podríamos vernos inmersos en una tormenta solar aún más intensa dentro de un mes.

Un comentario sobre “Agujero coronal recurrente

  • el septiembre 29, 2017 a las 6:50 pm
    Permalink

    Gracias siempre información muy clara e interesante saludos!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.