El decremento de Forbush

Constantemente todo el universo es bombardeado por rayos cósmicos generados por fenómenos cataclísmicos lejanos como por ejemplo: núcleos activos de galaxias, supernovas, colisiones entre galaxias, agujeros negros, etc… Los rayos cósmicos son partículas de muy alta energía (oscilan entre 100 a 1000 MeV megaelectronvoltios) que viajan a velocidades cercanas a la luz. Estas partículas penetran en la heliosfera y se adentran en el sistema solar viajando en cualquier dirección, pues estas partículas del universo profundo cambian constantemente de trayectoria afectadas por los campos magnéticos que se encuentran en su viaje cósmico. A diferencia de los protones solares, los cuales son

Leer más