Un sistema extrasolar parecido al nuestro estaría a tan solo 10 años luz de la Tierra

Los astrónomos están comprensiblemente fascinados con el sistema Epsilon Eridani. Por un lado, este sistema estelar está muy cerca del nuestro, a una distancia de unos 10,5 años luz del Sistema Solar. En segundo lugar, se sabe desde hace tiempo que contiene dos cinturones de asteroides y un gran disco de desechos. Y en tercer lugar, los astrónomos han sospechado durante muchos años que esta estrella también puede tener un sistema de planetas.

Por encima de todo, un nuevo estudio realizado por un equipo de astrónomos ha indicado que Epsilon Eridani puede ser lo que nuestro propio sistema solar era como en sus días más jóvenes. Basándose en el observatorio estratosférico de la NASA para la astronomía infrarroja (SOFIA), el equipo llevó a cabo un análisis detallado del sistema que mostró cómo tiene una arquitectura notablemente similar a lo que el astrónomo cree que el sistema solar una vez llego a ser parecido.

El equipo está formado por investigadores y astrónomos del Departamento de Física y Astronomía de la Universidad Estatal de Iowa, el Instituto Astrofísico y el Observatorio Universitario de la Universidad de Jena (Alemania), dirigido por Kate Su, astrónomo asociado del Observatorio Steward de la Universidad de Arizona. , Y el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA y el Centro de Investigación Ames.

Comparativa de nuestro sistema solar respecto a Epsilon Eridani

Por el bien de su estudio – cuyos resultados fueron publicados en The Astronomical Journal bajo el título “The Inner 25 AU Debris Distribution in the Epsilon Eri System” – el equipo se basó en los datos obtenidos por un vuelo de SOFIA en enero de 2015. Combinado con el modelado computarizado detallado y la investigación que continuó durante años, fueron capaces de hacer nuevas determinaciones sobre la estructura del disco de escombros.

Como ya se señaló, estudios previos de Epsilon Eridani indicaron que el sistema está rodeado de anillos formados por materiales que son básicamente restos del proceso de formación planetaria. Estos anillos consisten en gas y polvo, y se cree que contienen muchos pequeños cuerpos rocosos y helados, como el propio Cinturón de Kuiper del Sistema Solar, que orbita nuestro Sol más allá de Neptuno.

Mediciones cuidadas del movimiento del disco también han indicado que un planeta con casi la misma masa que Júpiter rodea la estrella a una distancia comparable a la distancia de Júpiter del Sol. Sin embargo, basados ​​en datos anteriores obtenidos por el Telescopio Espacial Spitzer de la NASA, los científicos no pudieron determinar la posición del material caliente dentro del disco, es decir, el polvo y el gas, lo que dio lugar a dos modelos.

En uno, el material caliente se concentra en dos estrechos anillos de escombros que orbitan la estrella a distancias correspondientes, respectivamente, al Cinturón de Asteroides Principal de nuestro Sistema Solar. De acuerdo con este modelo, el planeta más grande del sistema probablemente estaría asociado con un cinturón de escombros adyacente. En el otro, el material caliente está en un disco ancho, no se concentra en anillos de tipo correa asteroide, y no está asociado con ningún planeta en la región interior.

Telescopio aéreo SOFIA

Usando las nuevas imágenes de SOFIA, Su y su equipo fueron capaces de determinar que el material caliente alrededor de Epsilon Eridani está dispuesto como el primer modelo sugiere. En esencia, está en al menos una cinta estrecha, en lugar de en un disco ancho y continuo. Como explicó Su en un comunicado de prensa de la NASA:

“La observación de alta resolución espacial de SOFIA combinada con la cobertura de longitud de onda única y el impresionante rango dinámico de la cámara FORCAST nos permitió resolver la emisión de calor alrededor de Epsilon, confirmando el modelo que localizaba el material caliente cerca de la órbita del planeta Joviano. Además, se necesita un objeto de masa planetaria para detener la capa de polvo de la zona exterior, similar al papel de Neptuno en nuestro sistema solar. Realmente es impresionante cómo eps Eri, una versión mucho más joven de nuestro sistema solar, se compone como el nuestro.”

Estas observaciones fueron posibles gracias a los telescopios de a bordo de SOFIA, que tienen un diámetro mayor que el de Spitzer – 2,5 metros (100 pulgadas) en comparación con los de Spitzer de 0,85 m (33,5 pulgadas).

Además, el equipo hizo uso de la potente cámara infrarroja de SOFIA, el Faint Object infraRed CAmera for SOFIA Telescope (FORCAST). Este instrumento permitió al equipo estudiar las emisiones infrarrojas más fuertes procedentes del material caliente alrededor de la estrella, que de otro modo no son detectables por observatorios en tierra – a longitudes de onda entre 25-40 micrones.

Estas observaciones indican además que el sistema Epsilon Eridani es muy similar al nuestro, aunque en forma más joven. Además de tener cinturones de asteroides y un disco de desechos que es similar a nuestro Cinturón Principal y el Cinturón de Kuiper, parece que probablemente tiene más planetas esperando para ser encontrados. Como tal, el estudio de este sistema podría ayudar a los astrónomos a aprender cosas sobre la historia de nuestro propio Sistema Solar.

Massimo Marengo, uno de los coautores del estudio, es profesor asociado del Departamento de Física y Astronomía de la Universidad Estatal de Iowa. Él explicó en un comunicado de prensa de la Universidad de Iowa:

“Esta estrella alberga un sistema planetario sometido actualmente a los mismos procesos cataclísmicos que le sucedieron al sistema solar en su juventud, en el momento en que la luna ganó la mayor parte de sus cráteres, la Tierra adquirió el agua en sus océanos y las condiciones favorables para la vida En nuestro planeta. “

Por el momento, se necesitarán más estudios sobre este sistema de estrellas vecinas para aprender más sobre su estructura y confirmar la existencia de más planetas. Y se espera que el despliegue de instrumentos de próxima generación -como el Telescopio Espacial James Webb, programado para su lanzamiento en octubre de 2018- sea extremadamente útil a este respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.