La misión para la luna de Júpiter Europa, continúa avanzando.

La misión planeada por la NASA, hará un reconocimiento detallado de la luna Joviana de Europa, e investigaría si esta luna helada y oceánica puede albergar condiciones adecuadas para la vida.

Imagen conceptual de la superfície de Europa. crédito. NASA/JPL

Ayer 21 de febrero de 2017, según la NASA Jet Propulsion Laboratory – Caltech, la misión se traslada a fase de diseño, dando un paso más en el camino a la plataforma de lanzamiento, con la reciente finalización de una importante revisión de la NASA. Esta decisión de la NASA, permite a la misión avanzar en su fase preliminar de diseño, conocida como “Fase B”, que dará comienzo el próximo 27 de febrero.

Un punto culminante de la Fase A, fue la selección y el alojamiento de 10 instrumentos que se están desarrollando para estudiar los misterios y retos científicos de Europa. Se prevé que la nueva fase de la misión continúe hasta septiembre de 2018 y dará lugar a la finalización de un diseño preliminar de los sistemas y subsistemas de la misión. Algunas pruebas de los componentes de la nave espacial, incluidas las células solares y los detectores de instrumentos científicos, ya han estado en marcha durante la Fase A, y este trabajo está planeado para continuar en la Fase B.

Además, durante la Fase B se seleccionarán los proveedores del subsistema, así como elementos de hardware y prototipos para los instrumentos científicos.

La misión espacial Europa está siendo planeada para su lanzamiento desde cabo cañaberal en la década de 2020, llegando al sistema de Júpiter después de un viaje de casi 7 años. Durante ese tiempo, la nave espacial realiza sobrevuelos de asistencia gravitatoria primero de Venus y luego dos de la Tierra, antes de impulsarse hacia Júpiter. A su llegada, la nave espacial realizaría una quema de motor de casi 2 horas para permitir su captura en la órbita de Júpiter. La nave espacial realiza cuatro vuelos a la luna Ganímedes en el transcurso de tres meses para reducir la energía orbital y alinear su trayectoria con Europa.

La nave espacial orbitaría Júpiter tan frecuentemente como cada dos semanas, proporcionando muchas oportunidades para vuelos cercanos a Europa. El plan de la misión incluye entre 40 y 45 sobrevuelos en la misión principal, durante los cuales la nave espacial fotografiaría la superficie helada de la luna a alta resolución e investigaría su composición y la estructura de su capa interior helada.

Concepto para lograr la cobertura global-regional de Europa durante los sobrevuelos sucesivos planeados. Crédito: NASA/JPL

 

La amplia órbita de Júpiter y sus sobrevuelos de Europa, minimizaría la exposición a la radiación y aumentaría la velocidad de transferencia de datos. Como Juno, la nave será altamente resistente y tolerante a la radiación en el ambiente de la órbita de Júpiter.

Cinturón de radiación de Júpiter. Crédito: NASA/JPL

Vídeo: Océano extraterrestre. NASA, misión a Europa. Si lo desean, pueden activar y seleccionar los subtítulos en español usando los iconos mostrados en la parte inferior derecha del vídeo.

                                

El ciclo de vida de una misión científica de la NASA incluye varias fases clave. En cada paso, las misiones deben demostrar con éxito que han cumplido con los requisitos de la agencia con el fin de indicar la preparación para avanzar en la siguiente fase. La fase B incluye el trabajo de diseño preliminar, mientras que las fases C y D incluyen el diseño final, la fabricación de naves espaciales, el ensamblaje y las pruebas y el lanzamiento.

La carga útil de instrumentos científicos seleccionados incluyen cámaras y espectrómetros para producir imágenes de alta resolución de la superficie de Europa y determinar su composición. Un radar penetrante de hielo determinaría el espesor de la capa helada de la luna y buscaría lagos subsuperficiales similares a los que se encuentran debajo de la Antártida. La misión también llevaría un magnetómetro para medir la fuerza y ​​la dirección del campo magnético de Europa, lo que permitiría a los científicos determinar la profundidad y la salinidad de su océano.

Un instrumento térmico rastrearía la superficie congelada de Europa en busca de erupciones recientes de agua más caliente, mientras que otros instrumentos buscarían evidencia de agua y partículas diminutas en la delgada atmósfera del satélite Joviano. El telescopio espacial Hubble de la NASA observó vapor de agua por encima de la región polar sur de Europa en 2012, proporcionando la primera evidencia  de penachos de agua. Si se confirma la existencia de estos penachos y están vinculados a un océano subsuperficial, ayudaría a los científicos a investigar la composición química del entorno potencialmente habitable de Europa, minimizando al mismo tiempo la necesidad de perforar capas de hielo.

En 2016 la NASA invitó a los investigadores a presentar propuestas de instrumentos para estudiar Europa. Treinta y tres fueron revisados ​​y, de ellos, diez fueron seleccionados para la futura misión:

Vídeo: La NASA anuncia la selección de instrumentos para la misión a Europa. Si lo desean, pueden activar y seleccionar los subtítulos en español usando los iconos mostrados en la parte inferior derecha del vídeo.

                                  

-Instrumento de Plasma para Sondeo Magnético (PIMS). Investigador principal Dr. Joseph Westlake del Laboratorio de Física Aplicada de Johns Hopkins (APL), Laurel, Maryland. Este instrumento funciona junto con un magnetómetro y es clave para determinar el espesor de la capa de hielo de Europa, la profundidad del océano y la salinidad mediante la corrección de la señal de inducción magnética para las corrientes de plasma alrededor de Europa.

-Caracterización Interior de Europa usando Magnetometría (ICEMAG). Investigador principal Dr. Carol Raymond del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA, Pasadena, California. Este magnetómetro mediría el campo magnético cerca de Europa y, en conjunción con el instrumento PIMS, inferiría la ubicación, el espesor y la salinidad del océano subsuperficial de Europa utilizando sondeos electromagnéticos de múltiples frecuencias.

-Mapping Imaging Spectrometer para Europa (MISE). Investigadora principal Dra. Diana Blaney de JPL. Este instrumento sondearía la composición de Europa, identificando y trazando las distribuciones de orgánicos, sales, hidratos de ácido, fases de hielo de agua y otros materiales para determinar la habitabilidad del océano de Europa.

-Europa Imaging System (EIS). Investigadora principal Dra. Elizabeth Turtle de APL. Las cámaras de ángulo ancho y angosto de este instrumento cartografían la mayor parte de Europa a una resolución de 50 metros y proporcionaban imágenes de áreas de la superficie de Europa con una resolución hasta 100 veces superior.

-Radar para Europa Evaluación y Sondeo: Océano cerca de la superficie (REASON). Investigador principal Dr. Donald Blankenship de la Universidad de Texas, Austin. Este instrumento de radar de doble frecuencia de penetración de hielo está diseñado para caracterizar y sonar la corteza helada de Europa desde la superficie cercana al océano, revelando la estructura oculta de la capa de hielo de Europa y el potencial de agua en su interior.

-Europa Sistema de Imágenes de Emisión Térmica (E-THEMIS). Investigador principal Dr. Philip Christensen de la Universidad Estatal de Arizona, Tempe. Este detector de calor proporcionaría alta resolución espacial, imágenes térmicas multi-espectrales de Europa para ayudar a detectar sitios activos, tales como posibles puntos de ventilación en erupción de penachos de agua en el espacio.

-MApp Espectrómetro para Exploración Planetaria / Europa (MASPEX). Investigador principal Dr. Jack (Hunter) Waite del Instituto de Investigación del Suroeste (SwRI), San Antonio. Este instrumento determinaría la composición del océano superficial y subsuperficial midiendo la atmósfera extremadamente tenue de Europa y cualquier material superficial eyectado al espacio.

-Espectrografo Ultravioleta / Europa (UVS). Investigador principal Dr. Kurt Retherford de SwRI. Este instrumento adoptaría la misma técnica utilizada por el Telescopio Espacial Hubble para detectar la probable presencia de penachos de agua en erupción desde la superficie de Europa. UVS sería capaz de detectar pequeñas plumas y proporcionaría datos valiosos sobre la composición y la dinámica de la atmósfera enrarecida de la Luna.

-Analizador de Masa de Polvo Suave (SUDA). Investigador principal Dr. Sascha Kempf de la Universidad de Colorado, Boulder. Este instrumento mediría la composición de partículas pequeñas y sólidas expulsadas de Europa, proporcionando la oportunidad de tomar muestras directamente llevadas desde la superficie y posibles penachos en vuelos de baja altitud.

Y Separado de los seleccionados listados anteriormente, se ha elegido el SPace Environmental and Composition Investigation near the Europan Surface (SPECIES) para el desarrollo tecnológico adicional. Dirigido por el investigador principal Dr. Mehdi Benna en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, este espectrómetro de masas neutral combinado y cromatógrafo de gases se desarrollaría para otras oportunidades de misión.

 

Fuentes:

http://solarsystem.nasa.gov/news/2017/02/21/nasas-europa-flyby-mission-moves-into-design-phase

http://www.jpl.nasa.gov/missions/europa-mission/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.