Investigaciones detalladas sobre Ceres indican que los asteroides podrían estar “disfrazados”.

El aspecto de los pequeños cuerpos en el sistema solar exterior podría ser engañosa.

Los asteroides y planetas enanos podrían estar camuflados bajo una capa externa de material que realmente procedería de otra parte.

A partir de los datos recopilados inicialmente por SOFIA, el Observatorio estratosférico de astronomía infrarroja de la Nasa, un equipo de astrónomos ha detectado la presencia de cantidades importantes de material sobre la superficie de Ceres que parece ser fragmentos de otros asteroides. Esto es totalmente opuesto a lo comúnmente aceptado hasta la fecha sobre la composición y clasificación de la superficie de Ceres, lo que sugiere que el cuerpo mayor del cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter está cubierto por material que, parcialmente, ha “disfrazado” su composición.

“Hemos podido comprobar que las micras más externas de la superficie de Ceres están parcialmente cubiertas con partículas secas”, según Frank Marchis, astrónomo planetario veterano del Instituto SETI. “Pero no proceden del propio Ceres. Son restos, escombros de impactos con otros asteroides que, probablemente, tuvieron lugar hace decenas de millones de años”.

Ceres está considerado como ambos, asteroide y planeta enano, el único planeta enano localizado en el interior del sistema solar. Los astrónomos han clasificado a Ceres, así como al 75% de los asteroides conocidos, como perteneciente a los de tipo “C” basándose en la espectrometría. Pero el espectro e el infrarrojo medio a partir de datos de SOFIA muestra que Ceres difiere sustancialmente de los asteroides tipo C en órbitas cercanas, lo que desafía la convención establecida para la relación entre Ceres y los asteroides menores.

“Analizando las propiedades espectrales de Ceres, se han detectado capas de finas partículas de un silicato seco llamado Piroxeno. Modelos de Ceres a partir de los datos recopilados por la sonda Dawn de la Nasa así como de telescopios desde Tierra indican cantidades sustanciales de minerales abundantemente hidratados así como arcillas y carbonatos” según explica Pierre Vernazza, investigador científico del laboratorio de Astrofísica de Marsella. “Sólo las observaciones en infrarrojo medio realizadas por SOFIA han sido capaces de mostrar que ambos tipos de materiales están presentes en la superficie de Ceres.”

La superficie de Ceres está contaminada por una cantidad significativa de material seco, mientras a partir del área inmediatamente por debajo de la corteza, contiene materiales abundantemente hidratados. Las observaciones en infrarrojo medio revelaron la presencia de piroxeno seco sobre la superficie probablemente proveniente de partículas de polvo interplanetario. La estructura interna del planeta enano Ceres ha podido derivarse a partir de datos reportados por la sonda Dawn de la Nasa (ver imagen).

Para identificar de dónde procede el Piroxeno de la superficie de Ceres, Vernazza y sus colaboradores, incluyendo investigadores del instituto SETI  y del JPL de la Nasa, han tenido que volver a las partículas de  polvo interplanetario (IDP´s: Interplanetary Dust Particles) que vemos habitualmente como los meteoros que cruzan la atmósfera terrestre. El equipo de investigadores, previamente ha tenido que demostrar que la principal fuente de IDP´s en el espacio son las colisiones entre asteroides, generadoras del material acumulado en  las superficies de otros asteroides. La conclusión es que una capa de IDP´s ha provocado la mimetización de Ceres con las muestras de estas secas y rocosas partículas de las vecindades.

Ceres y los asteroides no son los únicos ejemplos de cuerpos del sistema solar en los que el material transportado desde otros remotos lugares ha afectado sus superficies. Ejemplos espectaculares, incluyendo los rojos materiales que se han podido ver en la luna Caronte de Plutón desde la sonda New Horizons y la luna de doble cara Japeto de Saturno. Los científicos planetarios también han postulado que el material de los cometas y asteroides confirió un revestimiento final a la Tierra en sus etapas tempranas de formación, una capa que incluía cantidades abundantes de agua con sustancias orgánicas que contribuyeron a la formación y desarrollo de la biosfera.

El estudio ha ayudado a resolver una de esas preguntas de larga duración sobre si el material superficial refleja con exactitud la composición intrínseca de un asteroide. El resultado muestra que mediante observaciones en el infrarrojo medio,  se puede determinar mucho mejor la composición de un asteroide. Según Vernazza “la detección de inclusiones de arcillas amoniacadas mezcladas con minerales hidratados en Ceres incrementa la posibilidad de que el planeta enano pudiera haber sido formado en los bordes externos del sistema solar y de algún modo, haber migrado posteriormente a su localización actual.”

“SOFIA es, actualmente, el único observatorio (tanto previsto a futuro como operativo en el presente) que puede realizar este tipo de observaciones, por otro lado esenciales para poder comprender la verdadera naturaleza de este tipo de objetos” según Marchis. “La base de estas investigaciones está en que ver no es creer, como se demuestra con los asteroides. No podemos juzgar este tipo de objetos por lo que vemos de sus superficies, como se ha demostrado”.

                     

El Instituto SETI (Search for the Extraterrestrial Intelligence):

El instituto SETI es una organización investigadora multidisciplinaria cuya misión es explorar, e intentar comprender y explicar el origen y naturaleza de la vida en el universo. Dicha investigación aglutina las ciencias físicas y biológicas, apoyándose en los datos analíticos y experimentales, así como en las más avanzadas tecnologías de computación y detección. Dicho instituto supone un gran soporte tanto para la industria como para la investigación científica, la fundación para la ciencia (NSF) y la Nasa.

Mas información sobre ceres: http://blog.meteorologiaespacial.es/?s=ceres

                   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.