La Nasa selecciona dos misiones para la exploración del sistema solar temprano

La Nasa ha seleccionado dos misiones que tienen el potencial de abrir nuevas ventanas sobre una de las épocas más tempranas de la historia de nuestro sistema solar, en un momento tan lejano como 10 millones de años tras el nacimiento de nuestro sol. Las misiones, llamadas Lucy y Psyche, fueron seleccionadas de entre cinco finalistas para dar luz verde a su formulación y desarrollo definitivos, con el objetivo de lanzamiento entre 2021 y 2023, respectivamente.

“Lucy se enviará a visitar un objeto de los troyanos de Júpiter, enriquecido por ese entorno, mientras que Psyche estudiará un asteroide metálico único como nunca antes se ha visitado” según Thomas Zurbuchen, administrador asociado del NASA’s Science Mission Directorate en Washington. “Esto es lo que trata de desarrollar el programa de misiones Discovery, alcanzar lugares en los que nunca antes habíamos estado para desarrollar ciencia innovadora.”

Lucy, una sonda robótica, tiene previsto su despegue para Octubre de 2021. Se ha programado para que llegue a su primer destino, el cinturón principal de asteroides, en 2025. Desde 2027 a 2033, Lucy explorará seis asteroides troyanos de Júpiter. Esos asteroides están atrapados por la gravedad de Júpiter en dos enjambres que comparten la órbita del planeta, uno por delante y otro por detrás de Júpiter a lo largo del año solar joviano (equivalente a casi 12 años terrestres). Se cree que los asteroides troyanos son reliquias de una época muy temprana de la historia del sistema solar y podrían haber sido formados mucho más allá de la órbita actual de Júpiter.

“Esta es una oportunidad única” dice Harold F. Levison, investigador principal de la misión Lucy, del Southwest Research Institute en Boulder, Colorado. “A causa de que los troyanos son remanentes del material primordial que formó los planetas exteriores, podrían albergar claves esenciales para descifrar la historia del sistema solar. Lucy, que toma el nombre del fósil humano, revolucionará la comprensión de nuestros orígenes”.

Lucy incrementará los éxitos de la misión a Plutón y al cinturón de Kuiper de la New Horizons de la Nasa, para lo que se dotará de nuevas versiones de los instrumentos científicos RALPH and LORRI que ayudaron a alcanzar los conocidos logros de esa misión. Varios miembros del equipo de la misión Lucy son veteranos dela misión New Horizons. Lucy, además compartirá con la misión Osiris-Rex al asteroide Bennu, el instrumento OTES y en ella trabajarán varios miembros del equipo de dicha misión.

La misión Psyche explorará uno de los objetivos más fascinantes del cinturón principal de asteroides, un asteroide metálico gigante, conocido como 16 Psyche, a una distancia del sol cerca de tres veces más lejos que la Tierra. Este asteroide mide, aproximadamente 210 Km de diámetro y, a diferencia de muchos de los asteroides compuestos de conglomerados de roca y de hielo, se piensa que está compuesto fundamentalmente por hierro y níquel, similar al núcleo terrestre. Los científicos postulan que Psyche podría ser un núcleo expuesto de un planeta primitivo que podría haber sido tan grande como Marte, pero el cual perdió su manto rocoso debido a un gran número de violentos impactos hace miles de millones de años.

La misión ayudará a los científicos a comprender cómo los planetas y otros cuerpos llegaron a separar sus capas -incluyendo los núcleos, mantos y cortezas-en las etapas más tempranas de su historia.

“Es una oportunidad única para la exploración de una nueva clase de mundos –no aquellos de roca y hielo, sino de metal” según el Principal Investigador de Psyche: Lindy Elkins-Tanton del Arizona State University en Tempe”. 16 Psyche es el único objeto conocido de su clase en el sistema solar y esta es la única oportunidad para la humanidad de poder visitar un núcleo. Aprenderemos sobre el espacio interior visitando el espacio exterior”.

Psyche, también una sonda robótica, tiene previsto su lanzamiento para Octubre de  2023, llegará al asteroide en 2030 tras recibir una asistencia gravitacional con la Tierra en una maniobra en el año 2024 y un sobrevuelo a Marte en 2025.

Como añadido a la selección de las misiones Lucy y Psyche, la agencia espacial financiará la extensión de los objetivos del proyecto Near Earth Object Camera (NEOCam) durante un año más. El telescopio espacial Neocam se diseñó para sondear regiones del espacio cercano a la órbita terrestre, en las que asteroides potencialmente peligrosos (PHA´s) podrían localizarse.

“El JPL está encantado con las noticias de que se desarrollará Psyche y con la ampliación del soporte para Neocam. Estas dos importantes y apasionantes misiones ayudarán a alcanzar la comprensión del papel que juegan los asteroides en nuestro sistema solar” según  el director del JPL, Mike Watkins.

“Estas son misiones de verdadero descubrimiento que se integran en la estrategia de la Nasa sobre la investigación de cómo el sistema solar se formó y evolucionó.” Dice el director de la ciencia planetaria de la NASA, Jim Green. “Hemos explorado los planetas telúricos o terrestres, los gigantes gaseosos y un amplio rango de cuerpos que orbitan al sol.  Lucy monitorizará los remanentes del sistema solar primitivo más externo, mientras que Psyche observará directamente el interior de un cuerpo planetario. Estas piezas adicionales del puzle nos ayudarán a comprender cómo se formó el sol y su familia de planetas, cómo fue cambiando con el tiempo y logró desarrollar lugares en los que la vida pudo abrirse camino y mantenerse y qué puede depararnos el futuro.”

Las misiones del programa Discovery como estas, son de relativo bajo coste, su desarrollo ronda los 450 millones de dólares. Las misiones están bajo la supervisión de un investigador principal que coordina un equipo de científicos e ingenieros, para poder contribuir a determinar cuáles son las claves que más interesa descifrar sobre el sistema solar.

El programa Discovery incluyó 12 misiones previas, tales como la MESSENGER para estudiar Mercurio, la Dawn para la exploración de los asteroides Vesta y Ceres y la sonda InSight que aterrizará en Marte, programada para lanzarse en 2018.

Otras misiones de la Nasa para alcanzar asteroides comenzaron con el orbitador NEAR en torno a Eros, que llegó en el año 2000 y continuó con Dawn que orbitó Vesta y ahora está en misión extendida sobre Ceres. El Osiris-Rex fue lanzado el 8 de septiembre de 2016 y está en viaje hacia el asteroide Bennu, al que se espera alcance en 2018 y del que deberá enviar una muestra a la Tierra en 2023. Cada misión se focaliza en un aspecto distinto de la ciencia de los asteroides para proporcionar a los científicos el panorama completo de la formación y evolución del sistema solar.

Créditos: NASA’s Jet Propulsion Laboratory, Pasadena, California.

Imagen artística de la sonda Psyche, cuya misión será la exploración directa de un asteroide del que se piensa que podría ser el resto del núcleo de un protoplaneta.

Crédito de la imagen: SSL/ASU/P. Rubin/NASA/JPL-Caltech

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.