La agencia espacial europea (ESA), prorroga dos años sus misiones científicas espaciales.

Siempre son buenas noticias saber que las misiones que nos ayudan a descubrir y comprender el cosmos, desde nuestro barrio galáctico más cercano,  hasta los confines del universo, siguen a delante. Ayer 22 de Noviembre, se confirmaron las extensiones de las misiones espaciales actuales.

El Comité del Programa Científico de la ESA, ha confirmado  las prórrogas de dos años para nueve misiones científicas en las que participa la Agencia. Esto asegura sus operaciones hasta el final de 2018.

Tras una revisión exhaustiva de su situación operacional actual y del probable retorno científico de cada misión, el comité decidió ampliar la operación de seis misiones dirigidas por la ESA desde el 1 de enero de 2017 , al 31 de diciembre de 2018. Estas son las misiones beneficiadas:

CLUSTER: Cluster está investigando actualmente el entorno magnético de la Tierra y su interacción con el viento solar en tres dimensiones. La producción científica de Cluster avanza considerablemente nuestro conocimiento de la física del plasma espacial, el tiempo espacial y la conexión Tierra-Sol y ha sido clave para mejorar el modelado de la magnetosfera y comprender sus diversos procesos físicos.

                 

INTEGRAL: El Laboratorio INTErnacional de Astrofísica de Rayos Gamma de la ESA está detectando algunas de las radiaciones más enérgicas que provienen del espacio. Es el observatorio de rayos gamma más sensible jamás lanzado. INTEGRAL es una misión de la ESA en cooperación con Rusia y los Estados Unidos.

        

MARS EXPRESS: Llamado así por el rápido y eficiente tiempo de desarrollo, representa la primera visita de la ESA a otro planeta del Sistema Solar. La nave espacial tomó prestada tecnología de la misión Rosetta de la ESA (que actualmente acompaña al cometa 67P / Churyumov-Gerasimenko a lo largo de su órbita) y la misión Mars 96. Desde el comienzo de las operaciones científicas en 2004, ha dado a los científicos una visión completamente nueva de Marte, y está ayudando a responder preguntas fundamentales sobre la geología, la atmósfera, el medio ambiente superficial, la historia del agua y el potencial de vida Marciano.<

PROBA-2: Es el segundo proyecto de la ESA para los satélites de Autonomía OnBoard. Lleva cuatro instrumentos científicos: dos detectores de partículas para monitorizar el ambiente plasmático de la nave espacial (DSPL y TPMU) y dos instrumentos complementarios (SWAP y LYRA) que monitorean la actividad solar.

SOHO: Es un observatorio espacial para la investigación del Sol desde su núcleo profundo, a través de su atmósfera externa (la corona), y el dominio del viento solar, a una distancia diez veces más allá de la órbita de la Tierra.

XMM-Newton: El observatorio espacial de rayos X de la ESA, XMM-Newton, es único. Es el satélite científico más grande jamás construido en Europa, sus espejos de telescopio están entre los más potentes jamás desarrollados en el mundo, y con sus cámaras sensibles puede ver mucho más que cualquier satélite de rayos X anterior.

También se dio el visto bueno para continuar las contribuciones de la ESA a las operaciones de tres misiones colaborativas internacionales: el Telescopio Espacial Hubble y el Espectrógrafo de Imágenes de Interfaces (IRIS), ambos dirigidos por la NASA, así como la misión Hinode de JAXA.

Cada dos años, todas las misiones cuyas operaciones aprobadas terminan en los siguientes cuatro años están sujetas a revisión por la estructura consultiva de la Dirección de Ciencias. Se conceden prórrogas a las misiones que cumplan los criterios establecidos para el estado operacional y el retorno científico, con sujeción al nivel de recursos financieros disponibles en el programa científico. Estas prórrogas son válidas para los siguientes cuatro años, sujetas a revisión intermedia y confirmación después de dos años.

Para el ciclo actual, el comité aplazó cualquier decisión para el período 2019-2020 hasta después de la reunión del Consejo de la ESA a nivel ministerial, que se celebra en Lucerna, Suiza, del 1 al 2 de Diciembre. Entre muchas decisiones que se tomarán, el Consejo de la ESA decidirá el presupuesto a más largo plazo del programa científico.

Las extensiones para SOHO, PROBA-2 e Hinode, y la continua contribución a IRIS, asegurarán que nuestro Sol sea observado de cerca, ya que continúa dirigiéndose hacia un mínimo inusualmente débil de actividad de manchas solares y fulguraciones.

Mientras tanto, el cuarteto del Cluster medirá los efectos de esta actividad cambiante más cercana a la Tierra, mientras visitan nuevas regiones de la magnetosfera planetaria y operan simultáneamente con otras misiones solares terrestres.

Mars Express ha estado en funcionamiento desde diciembre de 2003 y continúa estudiando muchos aspectos diferentes de la atmósfera, superficie y lunas del Planeta Rojo. Sus datos complementarán las mediciones realizadas por el Trace Gas Orbiter de la ESA, que llegó a Marte en octubre de 2016.

XMM-Newton, el Telescopio Espacial Hubble e INTEGRAL seguirán proporcionando observaciones complementarias del Universo en muchas diferentes longitudes de onda. Estos incluirán estudios del Sistema Solar, planetas que orbitan estrellas distantes, estrellas en explosión, agujeros negros, y la evolución de las galaxias y el Universo.

Fuente ESA: http://sci.esa.int/cosmic-vision/58589-two-year-extensions-confirmed-for-esas-science-missions/

Blog GAME: http://blog.meteorologiaespacial.es/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.