PREGUNTAS Y RESPUESTAS SOBRE TORMENTAS SOLARES, FULGURACIONES Y SUS EFECTOS.

El estudio de la relación Sol-Tierra se denomina meteorología espacial, y dentro de esta especialización, en nuestra interacción con las personas, siempre suelen surgir dudas lógicas al respecto.

Estas son algunas de las  preguntas mas típicas sobre la actividad solar que nos podemos cuestionar en cualquier momento, y todas ellas se pueden responder con un simple “NO”. Este apartado les ayudará a comprender la realidad de todo ello.

  1. ¿Una tormenta solar / fulguración nos puede quemar? NO, en absoluto. Hay una muy mala interpretación de estas palabras. Las radiaciones letales son filtradas y desviadas por la atmósfera y la magnetosfera.
  2. ¿Una tormenta solar puede dañar a los seres vivos? NO.  Se ha comprobado en algunas investigaciones de que el único efecto menor, son pequeñas inestabilidades en el sistema nervioso humano, pero en ningún punto llegaría a dañar la salud. Esto es debido a que nuestro cerebro tiene una especie de pequeño campo magnético, en el cual algunas personas muy sensibles pueden llegar a notar levemente los cambios en el campo geomagnético terrestre. Respecto a los animales migratórios, podrían desorientarse durante el periodo de duración de la tormenta geomagnética.
  3. ¿Cuándo se produce una tormenta de radiación debido a una gran fulguración, debemos protegernos? NO es necesario, ya que gracias a la magnetosfera y la atmósfera de nuestro planeta, la radiación procedente del Sol producida en una fulguración, queda filtrada y solo llega a alcanzarnos un 0,01%. Solo en muy pocos casos, los niveles de radiación han aumentado considerablemente en la superficie terrestre, únicamente cuando sucede el denominado evento GLE (Ground Level Enhancement), que consiste en un repentino, agudo, y de corta duración, aumento en la intensidad de los rayos cósmicos registrados por los monitores de neutrones. Estos aumentos son conocidos por tener lugar durante las erupciones solares potentes. Sin afectación en los seres vivos.
  4. ¿La compresión de la magnetosfera puede causar problemas para nuestra salud o seguridad? NO, ya que la compresión de la magnetosfera únicamente puede conducir a tormentas geomagnéticas, es decir, alteraciones en el campo geomagnético terrestre.
  5. Se habla de una gran tormenta solar para los próximos meses, ¿es cierto? NO. El Sol es imprevisible y realmente es muy complejo  pronosticar como actuará en las siguientes 24 horas o próximos días, por lo cual, menos aún con meses de antelación.
  6. ¿Pueden verse auroras boreales en España, o en países de latitudes similares o ecuatoriales, con una simple tormenta geomagnética? NO, ya que para ello es necesario que sea una gran tormenta geomagnética consecuencia de un gran evento solar, y que las condiciones sean las adecuadas.
  7. ¿Notaré el viento solar? NO, las partículas que conforman el viento solar , quedan filtradas en gran parte  por la magnetosfera. y el resto quedan atrapadas en la ionosfera. Aún así, en un hipotético caso de que fuera posible “tocarlo”, hay que pensar que el viento solar tan solo tiene una densidad de 5 partículas por centímetro cúbico de promedio, mientras que nuestro viento terrestre, un billón de millones de partículas por centímetro cúbico. Con ello nos damos cuenta de que el viento solar no conseguiría mover ni un simple pelo.
  8. ¿Una gran fulguración significa una gran eyección de masa coronal (CME)?, y ¿Una pequeña fulguración significa que no hay CME, o que es muy pequeña? NO, no hay una relación proporcional directa. Es decir, se puede producir una pequeña fulguración, y eyectarse una gran CME, e incluso una gran fulguración y no llegar a producir ninguna CME.
  9. Se produce una fuerte CME geoefectiva. ¿Tendremos efectos graves? NO, ya que para que una CME nos afecte, tienen que darse varias condiciones favorables tanto por parte del campo magnético terrestre, como el campo magnético del Sol. Si no existe una reconexión magnética, gran parte de la CME será desviada y su afectación será menor. Además, pueden variar su trayectoria a medida que se aleja del Sol, y solo afectar una parte de la CME.
  10. ¿Este ciclo solar esta siendo más intenso que los anteriores? NO, todo lo contrario. Este ciclo solar esta siendo de menor intensidad que los anteriores, incluso la mitad que los anteriores. Lo que sucede es que en los anteriores ciclos solares no se conocía tanto como funcionaba el Sol. Hoy en día somos mas dependientes de la tecnología y gracias a los progresos de la ciencia conocemos mejor como se comporta nuestra estrella. Por ello podemos decir, que esta siendo el primer ciclo solar con más datos e información que en todos los anteriores.
  11. En mi país hace un calor exagerado y totalmente anormal. ¿Es el Sol que tiene mucha actividad solar, y sus manchas solares? NO, no tiene absolutamente nada que ver. Una cosa es el cambio climático, la meteorología terrestre y las estaciones de la Tierra, y otra cosa es la meteorología espacial, no tiene absolutamente nada que ver.
  12. El sol está invirtiendo los polos magnéticos, ¿es peligroso? NO, no todo lo que sucede en el Sol es extraño o peligroso. Cada 11 años el Sol invierte su polaridad magnética, es un proceso natural en el cual siempre ha estado presente desde la formación del sistema solar. Los únicos cambios que se producen es en la situación de la hoja actual heliosferica (punto neutro en el sistema solar donde las polaridades magnéticas quedan nulas), pero ello no supone ningún riesgo, ni peligro para la Tierra.
  13. He visto que en varias webs dicen que se acerca una gran tormenta solar ¿Es cierto?NO, mucho ojo con esta clase de noticias, ya que muchas son alarmantes cuando en realidad no está sucediendo nada, o nada fuera de lo común en nuestra estrella. Estas noticias solo tienen como objetivo atraer al pánico y causar revuelo por la red, recuerden que la red es libre… No obstante, en el caso de que sucediera algún evento de importancia o relevancia a nivel de alerta, el equipo de GAME informaría con detalles y al momento. Nuestro equipo informará de estas situaciones siempre que exista peligro o riesgo.
  14. Acaba de producirse una fulguración, ¿Aumentará la temperatura de mi zona? NO, no tiene absolutamente nada que ver ya que estos fenómenos son totalmente ajenos a la meteorología terrestre.

Ahora repasaremos las afectaciones a nuestra magnetosfera de las tormentas solares.

Cuando se produce una eyección de masa coronal (CME) en el Sol y el viento solar se acelera, una gran masa de partículas cargadas de neutrónes y protónes viaja por el espacio hasta chocar con el escudo magnético terrestre. Cuando se produce este fenómeno, lo llamamos tormentas solares y las hay de varios tipos.

Las tormentas solares se clasifican en 3 grupos según como nos afecten, estas son las siguientes: Tormenta geomagnética, Tormenta de Radiación, y Bloqueo de radio.

Tormenta geomagnética: Cuando la magnetosfera terrestre se comprime por el incremento de la velocidad del viento solar, ya sea por una CME o por el efecto en la corriente del viento solar por un agujero coronal, mayor es la cantidad de filamentos magnéticos procedentes del propio escudo terrestre que se empiezan a desplazar a niveles más bajos y por lo tanto, los sistemas electrónicos sensibles a la inducción superficial extensiva empiezan a interaccionar con ellos, entremezclándose y rompiendo la estructura de ambos. Esto afecta especialmente a los satélites, que no están protegidos de una atmósfera como nosotros y pueden ver vulnerados sus sistemas. Aunque hay evidentes pruebas de que en sus vertientes más extremas, hasta los sistemas eléctricos de la superficie de la Tierra se hayan visto afectados por este fenómeno.

En su clasificación, se utiliza la letra G, seguido de un numero del 1 al 5, que determina su intensidad y potencia. La mezcla de estos factores se determina con el índice KP.

G1 – En el momento que el índice KP es superior a 5, se considera el inicio de una tormenta geomagnética menor.
Sus consecuencias son las siguientes:
Débiles fluctuaciones de potencia en satélites e irrelevantes en sistemas eléctricos.

Aumenta visibilidad de Aurora. Animales migratorios polares se ven afectados.

G2 – (KP6) tormenta geomagnética moderada. En latitudes altas, posibles problemas de distribución de voltaje.

Correcciones de órbitas de satélites. Auroras a la altura de New York, Escandinavia. (55º)

G3 -(KP7) tormenta geomagnética fuerte. Se disparan en falso las alarmas de protección en sistemas eléctricos, en satélites posible inducción de carga eléctrica elevada.
Intermitencia en navegación por satélite y señales de baja frecuencia. Problemas con señales HF
Auroras en Oregon, Illinois, Dinamarca, Escocia. (50º)


G4
-(KP8) tormenta geomagnética severa. Posibilidad de amplios problemas del control del voltaje de las líneas y funcionamiento irregular,
posible pérdida de contacto con algunos satélites. Bloqueos esporádicos de radio y dificultad para la navegación por satélite. Auroras en California, Polonia, Rep.Checa, Alemania.(45º).

 
G5
-(KP+9) tormenta geomagnética extrema. Problemas para contener el voltaje y posibles daños irreparables si llega al colapso, pérdida de contacto con algunos satélites y posibles averiáis sin posible solución, bloqueo de HF por varios días y afecta sistemas de navegación por mar y aire. Auroras a latitudes muy bajas como Florida o España. (40º).

>Tormentas de radiación: En este tipo de tormenta, lo importante no es la velocidad del viento solar, sino su densidad.
Si la concentración de partículas solares en las capas altas de la ionosfera es superior a 10 MeV, (MeV = un Millón de Electron Voltios) se considera el principio de una S1, con casi irrelevantes consecuencias.
Igual que con su grado mayor S2, que solo dificulta la propagación de HF en zonas polares.

Es a partir de S3, con 10^3 Mev, cuando los pasajeros de vuelos Trans-Polares reciben dosis de 1 radiografía de tórax, mientras que los astronautas no pueden salir del vehículo en paseos extra-vehiculares.

Siempre desde los satélites se percibe la radiación como “manchas o muescas” en forma de ruido, que quedan reflejadas en la imagen. Cuando se alcanza el nivel S4 los satélites tienen muchos problemas de orientación y nitidez, posible peligro para astronautas y dosis segura de 10 radiografías a pasajeros de vuelos Trans-Polares.

Cuando el flujo de iones por MeV es superior a 10^5, se declara una S5. Un momento breve donde las partículas energizadas que estamos acostumbrados a ver desde el coronógrafo del SOHO, penetran sobre los circuitos internos de los satélites.

-¿Que ocurre cuando el nivel de radiación es máximo en la Tierra?

-Peligro inevitable para los astronautas, pasajeros Trans-Polares reciben +100 radiografías de tórax.
Pérdida de algunos satélites o de su memoria y peligro para los paneles solares que pueden verse dañados e inutilizados. Comunicación HF casi nula en la parte diurna del planeta.

>Bloqueos de Radio: Los bloqueos de radio se clasifican según si afectan a la propagación de ondas HF o si dificulta los sistemas de navegación(GPS). Aun que hay múltiples intensidades y más de una forma de medir el tipo de bloqueo y las ondas que afecta, por lo general se usa R más un numero del 1 al 5 que define el grado de distorsión en la propagación de ondas.

Una R5 en su máximo esplendor, impide la comunicación por HF con marineros y aviadores durante varias horas, mientras que los sistemas de búsqueda y exploración por baja frecuencia hacen cometer muchos errores de posicionamiento en el lado diurno de la Tierra, haciendo casi imposible el seguimiento por satélite.

Las R4 producen bloqueos de una a dos horas y muchas interferencias por radio HF.

Posibles interrupciones y fallos asegurados de posicionamientos por GPS.

Entre las R3 y R2 pueden provocar pausas más o menos largas con aparición de ruido estático en las comunicaciones y provocan un margen de error un poco más elevado en sistemas de navegación en el lado diurno y casi nulo en el nocturno.

Por último las R1 son bastante irrelevantes ya que pueden producir una pequeña desconexión pero no un bloqueo absoluto, por lo tanto, queda abierta la posibilidad de re-establecer conexión de nuevo y solventar el problema.

Cabe añadir que cuando el flujo de rayos-X aumenta repentinamente, alcanza un valor determinado, por lo que en función de su intensidad, sabremos de qué categoría ha sido la fulguración en el Sol. Son las fulguraciones las causantes de las subidas de rayos-X, así como los restos de una supernova o la explosión de un magnetar lejano.
El satélite encargado de detectar los rayos-X provenientes del Sol, es el GOES.

*En nuestra web encontrarán información adicional:

web:www.meteorologiaespacial.es /
http://blog.meteorologiaespacial.es/https://www.youtube.com/channel/UCeHWhAThzcy_IPEudFH7fkQ

(+) Principiantes:
http://blog.meteorologiaespacial.es/2014/10/20/la-meteorologia-espacial-para-principiantes-eventos-solares-y-efectos-de-las-tormentas-solares/
(++) Básico:
http://www.meteorologiaespacial.es/meteorologia-espacial/fenomenos-solares/
(+++) Avanzado:
http://blog.meteorologiaespacial.es/2014/10/29/entender-y-predecir-las-llamaradas-solares/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.