Seguimos con problemas con las sondas espaciales… Juno entró en modo seguro en su último sobrevuelo de Júpiter

La nave espacial Juno de la NASA entró en modo seguro este martes, 18 de octubre aproximadamente a las 22:47 PDT. Las primeras indicaciones de ello vienen de un monitor de rendimiento del software que indujo un reinicio del ordenador de a bordo de la nave espacial. La nave espacial actuó como se esperaba durante la transición en modo seguro, se reinició con éxito y ahora está en buen estado. Los datos de alta velocidad han sido restaurados, y la nave espacial está llevando a cabo el diagnóstico del software de vuelo. Todos los instrumentos están apagados actualmente, y la recogida de datos prevista para la misión científica del sobrevuelo cercano de Júpiter que sucedió durante el día de ayer (perijove 2), no se produjo.

“En el momento en que se entró en modo seguro, la nave estaba a unas 13 horas a partir de su máxima aproximación a Júpiter”, dijo Rick Nybakken, director del proyecto Juno del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California. “Estábamos todavía bastante lejos de los intensos cinturones de radiación del planeta y sus campos magnéticos. La nave espacial está en buen estado y estamos trabajando con nuestro procedimiento de recuperación estándar”.

La nave espacial está diseñada para entrar en modo seguro si su ordenador de a bordo percibe las condiciones que no son las esperadas. En este caso, el modo seguro desactivó varios de sus instrumentos y unos componentes de la nave espacial que no son críticos, y se confirmó que la nave apuntó hacia el sol para asegurar que los paneles solares recibían la máxima energía posible.

Los directores de la misión continúan estudiando un problema relacionado con el rendimiento de un par de válvulas que forman parte del sistema de propulsión de la aeronave, tal y como informemos hace unos días (http://blog.meteorologiaespacial.es/2016/10/17/problemas-la-mision-juno/).  La semana pasada se tomó la decisión de posponer un encendido del motor principal de la nave espacial que habría reducido el período orbital de Juno de 53,4 a 14 días.

El siguiente sobrevuelo cercano está previsto para el 11 de diciembre, con todos los instrumentos científicos en marcha.

El equipo científico de Juno sigue analizando datos del primer sobrevuelo cercano sucedido el pasado 27 de agosto. Durante ese viaje se incluyó un sobrevuelo por los campos magnéticos y las auroras de Júpiter y se determinó que son más grandes y potentes de lo que se pensaba originalmente. El radiómetro de Microondas, un instrumento de Juno (MWR) también proporcionó datos que dan a los científicos de la misión su primer vistazo debajo de la cubierta turbulenta de nubes del planeta. El instrumento radiómetro puede mirar aproximadamente entre 350 a 400 kilómetros por debajo de las nubes de Júpiter.

“Con los datos de MWR, es como si pudiéramos quitar las capas de una cebolla para ver la estructura y los procesos que suceden por debajo”, dijo Bolton. “Estamos viendo que esas hermosas correas y bandas de colores naranjas y blancas que vemos en las nubes de Júpiter se extienden en una versión tan abajo como nuestros instrumentos pueden ver, pero parece que cambian con cada capa.”

La cámara de difusión pública JunoCam también estaba operando durante el sobrevuelo del pasado agosto de 27. Las imágenes en bruto de ese sobrevuelo (y todos los futuros sobrevuelos) se pusieron a disposición en el sitio web JunoCam (www.missionjuno.swri.edu/junocam). JunoCam es la primera cámara de difusión para aventurarse más allá del cinturón de asteroides.

Esperemos que pronto la sonda recupere todos sus sistemas y se preparé para el próximo sobrevuelo a Júpiter que se producirá en diciembre…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.