Schiaparelli, se vislumbra el desenlace fatal.

La Agencia Espacial Europea (ESA), ha confirmado hoy, que la sonda Trace Gas Orbiter (TGO), entró en la órbita del Plantea rojo con éxito pero que, hasta el momento, no tiene datos para saber que ha pasado con el módulo Schiaparelli, si ha tenido éxito en su descenso, o si el amartizaje a sido un fracaso.

La ESA perdió la señal poco antes de que el módulo tocara la superficie del planeta. El director de operaciones de vuelo de la ESA, Paolo Ferri, informó de que, tanto en el radio telescopio de Pune (India), como en el satélite Mars Express, se perdió la señal en el mismo momento.

La función de Schiaparelli es fundamentalmente probar nuevas tecnologías para el control de la orientación y velocidad en el contacto con la superficie en el descenso y aterrizaje, para adquirir información y experiencia para la misión exomars 2020, la cual llevará un rover a la superficie marciana. Además debería realizar pruebas científicas en la superficie del planeta, donde podría funcionar entre dos y ocho soles (días marcianos equivalentes a 24 horas con 39 minutos), dependiendo de la duración de las baterías.

Esta era la maniobra de aterrizaje prevista para la nave de Exomars.
Imagen: http://elpais.com/

Las señales de radio captadas por radiotelescopios indios y la sonda Mars Express, sugieren que Schiaparelli completó con éxito la mayoría de las etapas de su descenso de 6 minutos a través de la atmósfera marciana, incluida la desaceleración a través de la atmósfera, el despliegue del paracaídas y el funcionamiento del escudo de calor, pero después algo se torció y se perdió la señal. Tuvo que ser justo al final, porque el módulo dejó de transmitir más o menos unos 50 segundos antes del tiempo de aterrizaje programado. según ha explicado Andrea Accomazzo, responsable de operaciones de vuelo y al frente también de la famosa misión Rosetta.

Es posible que la expulsión del escudo térmico y el paracaídas se produjera antes de lo esperado, pero el análisis de estos datos todavía no se ha completado. Los propulsores se activaron brevemente, aunque es probable que se desconectaran antes de lo esperado, a una altitud que aún no se ha determinado.

Esta incidencia puede recordar que en 2003, la sonda orbital Mars Express, la cual llevaba consigo el módulo de aterrizaje británico Beagle 2, se perdió durante el aterrizaje sin que se supiera más hasta el año pasado, y generar cierta desconfianza que ponga en duda la viabilidad de toda la misión ExoMars, un proyecto conjunto de la Agencia Espacial Europea (ESA) y la rusa, Roscosmos,  con un presupuesto de unos 1.300 millones de euros y cuyo objetivo es buscar vida en Marte.

En principio todo se irá esclareciendo en los próximos días, pues los datos del descenso continúan analizándose, pero se podría decir que Exomars 16 ha sido un éxito a medias, a la espera de nuevas actualizaciones.

-Fuentes:https://twitter.com/esa_es?lang=es  /https://twitter.com/esa_exomars?lang=es / http://www.esa.int/Our_Activities/Space_Science/ExoMars/Watch_ExoMars_arrival_and_landing /   / http://exploration.esa.int/mars/

 

 

 

 

Un comentario sobre “Schiaparelli, se vislumbra el desenlace fatal.

  • el octubre 20, 2016 a las 10:53 am
    Permalink

    Gracias por estar a pie de cañon y tenernos informados atodos los que nos interesan estas cosas!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.