A pocos días de que la misión ExoMars empiece su misión…

Crucemos los dedos para que Marte tenga un buen tiempo el 19 de octubre que es el día en el que el Lander Schiaparelli de la Agencia Espacial Europea abrirá su paracaídas, y encenderá nueve propulsores de combustible líquido y descenderá a la superficie de Marte. Suponiendo una meteorología buena, el módulo de aterrizaje deberá establecerse de manera segura en los llanos abiertos de Meridiani Planum cerca del ecuador marciano, al noroeste del vehículo Opportunity de la NASA. La región es rica en hematita, un mineral rico en hierro asociado con aguas termales en la Tierra.

La sonda de 2,5 metros de ancho entrará en la atmósfera de Marte a 21.000 km/h. Durante los 6 minutos de duración descenso, Schiaparelli se desacelerará gradualmente con el uso de la atmósfera para frenar su velocidad, una técnica llamada como aerofrenado. La atmósfera es lo suficientemente gruesa como para permitir que el escudo térmico de Schiaparelli pueda reducir su velocidad lo suficiente. El punto final del aterrizaje será con la ayuda de sus propulsores que asegurarán un aterrizaje suave y controlado.

El módulo de aterrizaje es la mitad de la misión ExoMars. La otra parte es la nave espacial que desplegará el modulo, llamado The Trace Gas Orbiter (TGO). Su trabajo será hacer un inventario de la atmósfera en búsqueda de moléculas orgánicas, en particular el metano. Los penachos de metano, que pueden ser de origen biológico o geológico (o ambos), se han detectado recientemente en varios lugares de Marte incluyendo Syrtis Major, que marca la zona oscura más prominente del planeta. El orbitador espera que pueda identificar la fuente(s), así como los cambios estacionales en lugares de estudio.

Lugar de aterrizaje del Lander
Lugar de aterrizaje del Lander

El metano (CH4) ha sido asociado con la vida en la Tierra. Más del 90% del gas incoloro e inodoro es producido por organismos vivos, principalmente por bacterias. Debido a que el gas relativamente tiene una corta duración, que en Marte tenga una fuente activa implica…

  • Bacterias extinguidas hace mucho tiempo que liberan metano que quedó atrapado en el hielo o minerales en la corteza superior. Y con el cambio de temperatura y presión podría deshacer el hielo y liberar ese antiguo gas en la atmósfera.
  • Que las bacterias estuvieran presentes hoy en día.
  • Fuentes no biológicas. El hierro puede combinarse con el oxígeno en las aguas termales y volcanes terrestres para crear metano. Este gas también puede quedar atrapado en formas sólidas de agua o ‘jaulas’ llamados hidrato de gas que pueden preservarse durante mucho tiempo. Olivino, un mineral común en la Tierra y Marte, puede reaccionar con el agua en las condiciones adecuadas para formar otro mineral llamado serpentina. Cuando es alterado por el calor, agua y presión, la serpentina puede producir metano.

The Trace Gas Orbiter también utilizará la atmósfera de Marte para frenar su velocidad y recortar su bucle en un orbita de 400 km de altura, adecuada para las observaciones científicas. Pero no queramos tener dicha información rápidamente ya que las maniobras de aerofrenado se llevarán a cabo durante alrededor de un año, por lo que el trabajo de investigación atmosféricas de TGO no comenzará hasta diciembre de 2017. El estudio tiene una duración de 5 años.

El orbitador también examinará el vapor de agua de Marte, óxidos de nitrógeno y otros compuestos orgánicos con una precisión mucho mayor que cualquier sonda anterior, así como supervisar los cambios estacionales y la temperatura de la atmósfera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.