Mañana llega el equinoccio de septiembre, llega el otoño…

Mañana 22 de septiembre, a las 14.21 horas UT se producirá la entrada del otoño astronómico pero también se producía el equinoccio de septiembre. Pero… ¿qué es un equinoccio?

Los equinoccios son los momentos del año en los cuales el Sol se encuentra en el plano del ecuador terrestre, por lo que una persona que se ubicará en el ecuador. Este día sería el día en que el Sol lo podría observar en el mismo cenit, es decir, en el punto más alto del cielo, a 90º respecto el horizonte. El equinoccio marca el punto sobre la esfera celestial donde el ángulo de los rayos del sol miden 90 grados a mediodía en el ecuador; es decir, la trayectoria del sol forma un ángulo de 90 grados con el eje del Planeta Tierra. En esta posición del eje ninguno de los polos se inclinan hacia el sol.

Dicho de otra manera, los equinoccios son los momentos en que los dos polos de la Tierra se encuentran a la misma distancia del Sol y es por ello que en cualquier punto de la Tierra el día tiene la misma duración para todos. La nueva posición adquirida por el Sol con respecto a la Tierra provoca que los rayos solares incidan en el globo terrestre de manera perpendicular y genere un día con las mismas horas de luz que de oscuridad.

De hecho, la palabra equinoccio proviene del término latín «aequinoctium» que significa «noche igual». Aun así, ello no significa que durante el equinoccio sea el punto en el cual la noche dure igual que el día, o dicho de otra manera, que la duración de la noche sea igual que el tiempo de duración del día.

Equinoccio vs Solsiticio: Así se aprecia la parte nocturna en el equinoccio, donde tanto en el hemisferio norte como en el hemisferio sur, tiene la misma duración, y en el Solsticio de diciembre por ejemplo sucede algo contrario
Equinoccio vs Solsiticio: Así se aprecia la parte nocturna en el equinoccio, donde tanto en el hemisferio norte como en el hemisferio sur, tiene la misma duración, y en el Solsticio de diciembre por ejemplo sucede algo contrario

Es unos días después del equinoccio, y dependiendo de la latitud del observador, cuando la duración del día y la noche se igualan. En nuestro caso, en la península, el día y la noche se igualarán el 26 de septiembre.

Mañana el día a 41 grados de latitud durará 12 horas, 7 minutos y 15 segundos, mientras que la noche durará 11 horas, 52 minutos y 45 segundos.

Los equinoccios suceden dos veces al año, una el día 22 o el 23 de septiembre, y otra el 22 o 23 de marzo.

A partir de hoy, la luz del día se recortará tres minutos por día. Con el equinoccio se empieza una nueva estación, otoño en el hemisferio norte y primavera en el hemisferio sur.

Earth-lighting-equinox_SP

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.