Osiris-Rex, la misión de ida y vuelta que traerá muestras de un asteroide a la Tierra

La primera misión de la NASA para recuperar y devolver muestras de «materiales vírgenes» de la superficie de un asteroide y devolverlos a la Tierra para su análisis está a punto de empezar. Esta misma madrugada (01.04 horas, horario Español) se lanzará el cohete ATLAS V con la nave espacial OSIRIS-REX.

Es una misión innovadora que podrá informar sobre la astrobiología y dar pistas importantes para ayudar a determinar el «origen de la vida ‘en la Tierra.

El siguiente vídeo que verán a continuación describe el viaje de siete años de la misión OSIRIS-Rex a través del espacio hasta el asteroide Bennu y la vuelta. La sonda estudiará a fondo el asteroide Bennu, agarrará una onza de la superficie como muestra y la traerá de vuelta a la Tierra para su estudio.

101955 Bennu es un asteroide cercano a la Tierra descubierto en 1999. Fue seleccionado específicamente porque se trata de un asteroide rico en carbono. Se cree que Bennu tiene la mejor oportunidad para investigar los contenidos compuestos orgánicos de aguas cristalinas de la primera etapa de la formación del sistema solar

En 2018, Osiris Rex tomará muestras de suelos vírgenes que contienen materiales orgánicos de la superficie del asteroide con el plato de recogida TAGSAM, y los traera de vuelta a la Tierra para su estudio por los investigadores, utilizando todos los instrumentos científicos más sofisticados disponibles para la humanidad.

El asteroide tiene unos 500 m de diámetro y cruza la órbita de la Tierra alrededor del sol cada seis años.

Con ello se obtendrá información de los materiales que se formaron a partir de las primeras etapas de la formación del sistema solar. Y es muy importante conocer la evolución del carbono durante esa fase. En particular, las moléculas prebióticas clave como aminoácidos, ácidos nucleicos, fosfatos y azúcares que se acumulan serán los puntos donde se centrará la investigación que no son más que las biomoléculas causantes de toda la vida.

Osiris-Rex reunirá una cantidad de 60 gramos de muestra y las devolverá a la Tierra en el año 2023.

img_7951_1b_osiris-rex_ken-kremer-700x432

La misión a parte de ayudar a los científicos a investigar cómo se formaron los planetas y cómo comenzó la vida, también mejorará la comprensión de los asteroides que podrían impactar contra la Tierra midiendo el efecto Yarkovsky. El efecto Yarkovsky modifica las órbitas de objetos pequeños del Sistema Solar como resultado del modo en que éstos absorben la radiación del Sol en una de sus caras y lo reirradian mientras rotan. Esto produce un ligero desequilibrio que, lentamente, con el paso del tiempo, altera la trayectoria del objeto.

La nave Osiris-Rex fue construida para la NASA por el contratista principal Lockheed Martin en sus instalaciones cerca de Denver, Colorado, y fue trasladado al Centro Espacial Kennedy el 20 de mayo y esta misma noche será lanzado. Mucha suerte!

Recordamos que el lanzamiento lo podrán ver en directo desde nuestro blog en: http://blog.meteorologiaespacial.es/2016/09/07/lanzamiento-del-cohete-atlas-v-satelite-osirix-rex/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.