La ESO anunciará quizás un gran descubrimiento en nuestra estrella más cercana después del Sol.

Durante años, los cazadores de exoplanetas han estado ocupados en busca de planetas similares a la Tierra.

A principios de este mes, una fuente anónima indicó que el Observatorio Europeo Austral (ESO) había hecho un gran descubrimiento… el descubrimiento de un planeta de tipo terrestre orbitando en la zona habitable de una estrella muy cercana.

La fuente no identificada también indicó que la ESO confirmaría esta noticia a finales de agosto. En ese momento, la ESO no hizo comentarios. Pero esta mañana, la ESO rompió su silencio y ha anunciado que llevará a cabo una conferencia de prensa el miércoles, 24 de agosto.

No se ha hecho mención en cuanto sobre qué tema se hablará en la conferencia de prensa. Sin embargo, es seguro asumir en este punto que su propósito principal será abordar la cuestión candente que está en la mente de todos: ¿hay un planeta terrestre que orbita la estrella más cercana a la nuestra, Próxima Centauri?

Durante años, la ESO ha estado estudiando Próxima Centauri usando un sistema de alta exactitud de observación de la velocidad radial del Buscador de planetas del Observatorio La Silla (HARPS). Fue este mismo observatorio que informó sobre el descubrimiento de un nuevo planeta alrededor de Alfa Centauri B en 2012, que fue el “planeta más cercano a la Tierra” en ese momento.

Basándose en una técnica conocida como la velocidad radial (o método Doppler), han realizado el seguimiento del movimiento de esta estrella. En esencia, como los planetas orbitan una estrella, ejercen una influencia gravitatoria a la misma estrella lo que hace que la estrella se mueva en una pequeña órbita alrededor del centro de masa del sistema, o dicho de otra manera alrededor de su baricentro estelar.

Por lo general, una estrella requeriría múltiples exoplanetas, o un planeta de tamaño significativo (es decir, un Super-Júpiter) para que estos signos fueran visibles. En el caso de los planetas terrestres, que son mucho más pequeños que los gigantes de gas, el efecto sobre la órbita de una estrella sería más bien insignificante. Pero dado que Próxima Centauri es el sistema estelar más cercano a la Tierra, a una distancia de 4,25 años luz, las probabilidades de discernir su velocidad radial son significativamente mejores.

eso1241a-580x363

Según la fuente citada por el semanario alemán Der Spiegel, que fue el primero en informar de la historia, el exoplaneta confirmado no sólo se cree que es “similar a la Tierra” (en el sentido de que es un cuerpo rocoso), sino también orbita dentro de la zona habitable del sistema estelar.

Debido a esto, sería posible que este planeta tuviera agua líquida en su superficie, y un ambiente capaz de soportar la vida. Sin embargo, no vamos a saber nada de esto a ciencia cierta hasta que no podamos dirigir la próxima generación de telescopios, como el telescopio espacial James Webb, o el Transiting Exoplanet Survey Satellite (TESS), para estudiar más a fondo.

Este es sin duda una investigación emocionante, de confirmarse podríamos decir que tendríamos un planeta parecido a la Tierra cercano y a nuestro alcance cuando en el momento dado se desarrollen nuevos sistemas de propulsión más avanzados.

La rueda de prensa comenzará a las 1 p.m. hora central europea (CET), estaremos atentos a lo que informé la ESO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.