Una segunda detección de ondas gravitacionales fue observada el pasado mes de diciembre

Una nueva detección de ondas gravitacionales fue detectada el pasado mes de diciembre y científicos del observatorio de ondas gravitacionales e Interferómetro Láser, LIGO, lo pudieron detectar haciendo que esto sea sólo el comienzo de una nueva era de la comprensión de nuestro universo. Esta onda gravitacional llegó de una forma difícil de detectar, producidas por eventos gigantescos, como el de un par de agujeros negros en colisión. La energía liberada de tal evento perturba la estructura misma del espacio y el tiempo, al igual que las ondas en un estanque. El anuncio que se ha realizado es el segundo juego de ondulaciones de ondas gravitacionales detectadas por LIGO, a raíz de la histórica primera detección anunciado en febrero de este año….

Leer más