¿Qué es el tránsito de Mercurio?

Estos últimos días, escuchamos hablar y leemos, sobre el tránsito de Mercurio. En este caso, evidentemente Mercurio se lleva el merecido protagonismo, pero no podemos dejar de lado, el sustantivo que le acompaña. Tránsito.

Todos entendemos lo que nos indica esta palabra, es que algo o alguien va de un lugar a otro. Fácil sin duda.

Pero en el mundo de la Astronomía, el concepto transitar lo tiene obviamente adaptado a su campo. Cuando un astro pasa por delante de uno de mayor tamaño, el fenómeno es catalogado como tránsito.

Por lo tanto, desde nuestro planeta, podemos observar el tránsito de varios objetos celestes cuando las condiciones orbitales son las adecuadas. Evidentemente, el paso de los planetas internos (Mercurio y Venus), sobre el disco Solar, es el concepto más comúnmente conocido, pese a ser, curiosamente el más inusual.

Otro de los objetos que podemos observar pasar por delante de uno mayor, es decir transitar, sin duda es nuestro satélite, la Luna. Pero en este caso, dicho evento acoge un nuevo término, en este caso eclipsar.

Otro de los tránsitos más espectaculares, para ser observados, son los que los satélites efectúan sobre el disco de un planeta, en este caso los más conocidos, los tránsitos de los satélites de Júpiter sobre su disco, o de sus sombras.

Dicho esto, uno se puede preguntar, que como fenómeno curioso para la observación, un tránsito está muy bien, pero… ¿qué aportación científica puede darnos dicho evento?

Bien, los tránsitos planetarios tienen su importancia, ya en su momento, allá por el Siglo XIX, Edmond Halley propuso su observación, para calcular las dimensiones del sistema solar, entre ellas la Unidad Astronómica (unidad de longitud igual que equivale aproximadamente a la distancia media entre el planeta Tierra y el Sol, aproximadamente 150 millones de kilómetros). Pero limitaciones observacionales, hicieron inviable un estudio preciso al respecto.

En la actualidad, los tránsitos se utilizan para el estudio de la variación de la velocidad de rotación de la Tierra. Si se conocen las circunstancias de un tránsito, es decir, el tiempo de contacto y el lugar de observación que sucedió en el pasado, se pueden deducir pequeñas variaciones en la duración del día a lo largo de los siglos.

Y Sin duda, cabe destacar, que es el método más empleado actualmente en la búsqueda de planetas extrasolares, pues la detección de un patrón en la caída de luz emitida de una estrella, es el dato irrefutable que algún cuerpo celeste transita por ella.

Mañana lunes 9 de mayo, Mercurio transitará por delante del Sol, o dicho de otra manera y tal y como hemos comentado, pasará durante unas cuantas horas por delante del Sol.

En la imagen de la izquierda vemos la simulación del tránsito tomando como referencia el cenit (tal y como lo veremos mirando al Sol con una montura altazimutal). La imagen de la derecha nos muestra el recorrido real de Mercurio, tomando como referencia el ecuador del Sol (como lo veremos con una montura ecuatorial). (Fuente imagen: OSAE)
En la imagen de la izquierda vemos la simulación del tránsito tomando como referencia el cenit (tal y como lo veremos mirando al Sol con una montura altazimutal). La imagen de la derecha nos muestra el recorrido real de Mercurio, tomando como referencia el ecuador del Sol (como lo veremos con una montura ecuatorial). (Fuente imagen: OSAE)

Durante el evento, podremos presenciar varias manchas solares de un tamaño bastante pequeño, y de repente a partir de las 11.15 horas UT aproximadamente, una nueva “mancha” en forma redonda empezará a entrar por el ESTE del disco solar. Está no será una mancha, será el planeta Mercurio, que tendrá un tamaño muy diminuto parecida aparentemente al tamaño de las otras manchas solares que se observarán en el disco solar.

A las 18.00 horas UT aproximadamente, Mercurio finalizará su tránsito por el disco solar y saldrá hacia el exterior.mercury-compared-to-earth

En el evento Mercurio se desplazará alrededor del Sol a una escalofriante velocidad de casi 172.500 km/h. El planeta Mercurio tiene un diámetro de tan solo 4879 km respecto el diámetro de la Tierra que tiene 12.756 km o el diámetro de la Luna de 3.474 km.

Desde que Mercurio haga el primer contacto con el disco solar hasta que entré completamente, tardará unos 3 minutos y medio aproximadamente.

Recordamos que bajo ningún concepto, hay que mirar el Sol sin la debida protección. Se prohíbe mirar:

  • Con un telescopio sin filtro
  • Con gafas de Sol
  • Con radiografías
  • Con filtros de soldadura
  • Y otros métodos no seguros

Para ello, se venden en tiendas de astronomía láminas de observación solar, aptas para poder ver el evento sin riesgo alguno. Hay otros métodos de observación segura del evento, que se las incluimos en la siguiente página web: ENLACE

Desde la Península será complicado poder observar el evento ya que las nubes procedentes de una borrasca nos impedirán poder observar el evento en su plenitud. Desde GAME, si no tenemos la posibilidad de poder transmitir desde nuestro telescopio solar, les transmitiremos con imágenes directas desde satélites.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.