La nave espacial WISE ha detectado 72 nuevos objetos (asteroides) que orbitan cerca de la Tierra

De los más de 600.000 asteroides conocidos de nuestro sistema solar, casi 10.000 son conocidos como objetos cercanos a la Tierra (NEOs). Estos son los asteroides o cometas cuyas órbitas se encuentran cerca de la Tierra, y que potencialmente podrían colisionar con nosotros en algún momento en el futuro. Como tal, el seguimiento de estos objetos es una parte vital de los esfuerzos de la NASA y de astrónomos amateurs en el espacio.

Existe la misión terrestre/espacial  NEOWISE de la NASA para identificar a los objetos cercanos a la Tierra, y lleva activo desde diciembre de 2013. Y ahora, después de dos años de estudio, la información recogida por la misión está siendo lanzada al público. Esto incluye el descubrimiento de 72 objetos previamente desconocidos que orbitan cerca de nuestro planeta. De éstos, ocho fueron clasificados como asteroides potencialmente peligrosos (PHA), en función de su tamaño y qué tan cerca sus órbitas se acercan a la Tierra.WISE_artist_concept_PIA17254_crop-580x404

Lanzado en 2009, la nave espacial WISE se basó en su telescopio infrarrojo para buscar cúmulos de estrellas no detectados previamente y asteroides del cinturón principal. En febrero de 2011, la misión principal terminó y la nave espacial fue puesta en hibernación. En diciembre de 2013, se reactivó con el propósito de topografíar objetos cercanos a la Tierra (es decir, los cometas y asteroides) para el resto de su vida útil.

Esta misión no sólo implica la exploración de objetos cercanos en longitudes de onda infrarrojas, sino también la caracterización de asteroides y cometas conocidos previamente para proporcionar información sobre sus tamaños y composiciones. James Bauer, investigador principal adjunto de la misión, explicó las operaciones de la misión NEOWISE:

“NEOWISE detecta asteroides y cometas, tanto cerca de la Tierra y más lejos, en el cinturón de asteroides principal, por ejemplo, utilizando luz infrarroja. Debido a que nos fijamos en el infrarrojo térmico, la parte del espectro donde se re-emite la luz que absorben otras longitudes de onda de estos pequeños cuerpos del sistema solar, puede ayudar a detectar algunos de los más oscuros objetos con mayor facilidad que los observatorios terrestres. También podemos tener una mejor idea de los tamaños, según la cantidad de luz infrarroja que reemiten. De esta manera se puede detectar y caracterizar los objetos cercanos a la Tierra que nos puede visitar en un futuro próximo, y encontrar otros nuevos que puedan presentar riesgos de impacto, así como oportunidades para la exploración. NEOWISE ha detectado más de 500 objetos cercanos hasta la fecha, incluyendo más de 81 descubiertos nuevos”.

En combinación con telescopios terrestres que examinan el espacio en longitudes de onda de luz visible, los datos que ha proporcionado WISE, nos ha dicho mucho en los últimos dos años acerca de los asteroides en nuestro sistema solar. Desde el inicio de su “segunda vida”, la misión NEOWISE ha tomado millones de imágenes del cielo y ha conseguido medir más de 19.000 asteroides y cometas.

De los 19.000 asteroides estudiados, el equipo de la misión fue capaz de identificar 439 de ellos como NEOs, y, además, determinó que ocho de ellos pueden ser clasificados como asteroides potencialmente peligrosos (PHA). Pero antes de que nadie llegue a preocuparse de que estos objetos podrían colisionar con nosotros algún día, sería bueno tener algunas estadísticas en mente.

Para empezar, desde que la NASA y otras agencias espaciales comenzaron a buscar en el Sistema Solar los asteroides que tienen órbitas que los llevan cerca de la Tierra, unos 14.166 objetos cercanos se han descubierto. Lo que es más, la gran mayoría (más de 13.000) sólo se han descubierto desde el año 2000, y más de la mitad desde 2010. De éstos, aproximadamente la mitad (7077) miden 140 metros de diámetro.

Suena horrible, ¿no es así? Pero no tanto si tenemos en cuenta que de estos, sólo 879 son lo suficientemente grandes como para ser una amenaza seria a la Tierra (es decir, 1 km o más de diámetro). Y mientras que los objetos pequeños (es decir, aquellos con un promedio de 4 metros de diámetro) chocan contra la Tierra aproximadamente una vez al año, los asteroides de medición 1 km o más de diámetro, solo han chocado con la Tierra en un promedio de sólo dos veces cada millón de años.

Por supuesto, incidentes como el del meteorito de Chelyabinsk (que midió 20 metros de diámetro) nos recuerdan que incluso los pequeños objetos cercanos que rompen en la atmósfera pueden tener un perjudicial efecto, que en este caso incluyó 1.491 lesiones reportadas y 33 millones de dólares en daños a las propiedades. Sin embargo, la gran mayoría de los daños causados ​​por la explosión, fue por la explosión que se produjo en el aire se debió y por la falta de advertencia previa. En caso de haber sido advertidos a la población de antemano, es probable que la mayoría (si no todos) de las lesiones se hubiesen podido evitar.

Conocer con precisión dónde se ubican los NEO (y PHAs) con respecto a la Tierra, sus tamaños, y cuáles son los caminos de sus órbitas, son cruciales para asegurar que, en el improbable caso de que alguno de ellos golpeé la Tierra, no causen daño. Y gracias a NEOWISE, ahora hemos conseguido investigar más sobre ellos. Y hasta que podamos crear algún tipo de plataforma de defensa orbital para disparar PHAs entrantes, tendremos que seguir pendientes de estos pequeños pero “impactantes” objetos…

Página oficial de la misión WISE: https://www.nasa.gov/mission_pages/WISE/main/

Página oficial de la misión NEOWISE: http://www.nasa.gov/mission_pages/neowise/main/index.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.