¿Cómo de grande es el universo?

Estoy seguro de que en alguna ocasión te has preguntad mirando hacia el cielo nocturno, qué tan grande es el universo. Es tan grande y somos tan pequeños…! Es casi imposible no reflexionar sobre cuán vasto es y hasta dónde llega.

Nos gustaría poder decir exactamente qué tan grande es el universo. Sin embargo, no se sabe muy bien. Es decir, solo conocemos una pequeña fracción del universo, lo que llamamos como universo conocido, pero incluso con la avanzada tecnología que tenemos hoy en día no podemos observar el punto final del universo. El desconocimiento del tamaño del universo proviene del hecho de que la luz tarda en llegar a nosotros.

El Sol, por ejemplo, esta tan lejos de la Tierra que la luz tarda unos 8 minutos en llegar hasta aquí. Por lo tanto, cuando nos fijamos en el Sol (lo que nunca se debe hacer en verdad para evitar que nuestros ojos se dañen) en realidad estamos viendo el aspecto que tenía nuestro astro rey hace 8 minutos, cuando la luz que ahora está golpeando sus ojos dejó su superficie.

Luego está Proxima Centauri , nuestra estrella vecina más cercana. Luz de allí tarda 4,2 años para llegar hasta aquí, y por eso decimos que se encuentra a 4,2 años luz de distancia. Por lo que siempre estamos viendo cómo se veía hace 4,2 años, no como está ahora.

Así que, básicamente, cuanto más lejos se mira en el espacio, más atrás en el tiempo estaremos viendo. Lo que es realmente bueno cuando se piensa en ello. Ahora bien, la primera luz en el universo que nos gustaría poder ver, comenzó a viajar hace unos 13,8 mil millones de años, eso es alrededor de 300.000 años después del Big Bang. Antes de eso, el universo era tan denso que era básicamente opaco. Había luz, pero no pudo llegar muy lejos. Por lo tanto, sólo podemos ver hasta donde esa primera luz visible comenzó a viajar. Esto es el borde de lo que se denomina universo observable.

Pero aquí está la cosa: el universo es casi sin duda más grande que el universo observable. Los cosmólogos creen que hay mucho más por ahí, más allá de ese límite, y si de alguna manera se pudiera ver el resto del universo, se vería más o menos la misma que la observable, con el mismo tipo de estrellas y planetas y galaxias.

Esta tan lejos que su luz no ha tenido la oportunidad de llegar a nosotros, sin embargo, la luz ha estado viajando durante miles de millones de años. Por lo tanto, sabemos que hay más del universo. Pero, de nuevo, no se sabe cuánto más. Para conseguir conocer un poco más cerca y entender lo que hay en el universo conocido, vamos a empezar con lo que sabemos: ¿Qué tan grande es el universo observable?

Por todo lo que hemos hablado se podría pensar que el universo observable es básicamente una esfera que se extiende a 13,8 mil millones de años luz de la Tierra… porque el universo tiene unos 13,8 mil millones de años. Con este razonamiento, de extremo a extremo, la esfera sería el doble de ese tamaño, 27,6 mil millones de años luz de ancho. Pero no tiene por qué ser así. Porque, la luz podría haber dejado el borde del universo observable hace 13,8 millones de años, pero por ahora, el lugar de donde vino está en realidad mucho más lejos. Así que ¿cómo puede ser eso? Es a causa de otro rasgo cariñosamente fascinante de nuestro universo… se está expandiendo. Y rápido.

Todo en el espacio está alejándose lejos de todo lo demás, porque el espacio en sí se está expandiendo. Es algo así como dibujáramos puntos en un globo, y de repente lo empezáramos a hinchar.  Cuanto más lejos los puntos son el uno del otro, más espacio hay entre ellos, por lo que se expande a medida que el globo es inflado. Por lo tanto, podríamos estar viendo la luz que ha estado viajando durante 13 millones de años, pero durante ese tiempo, su fuente se ha movido mucho más lejos de nosotros.

Los astrónomos podemos averiguar en qué medida, porque la luz que está viajando hacia nosotros a través del espacio en expansión se desplaza hacia el extremo más roja del espectro. Y así es como sabemos que, a pesar de que la luz dejó el borde del universo observable hace 13,8 millones de años, ese lugar se encuentra ahora a 46 mil millones de años luz de nosotros. Lo que significa que el universo observable es el doble de grande de diámetro, 92 mil millones de años luz de ancho.

Por lo tanto, sólo podemos ver una pequeña parte del universo, sin ningún sentido real de hasta dónde llega. Razón por la cual se escucha todo tipo de ideas alucinantes sobre lo que el universo podría ser, tal vez sea infinita, tal vez no lo sea.

Simplemente no sabemos lo que hay, y es probable que nunca lo conozcamos, porque la mayor parte de la luz que hay, más allá del borde de observabilidad, nunca llegará a nosotros. El universo se está expandiendo simplemente demasiado rápido, más allá de cierto punto, todo se está alejando de nosotros más rápido que la velocidad de la luz. Y para nosotros, la luz es igual a la información. Sin ella, sólo estamos… en la oscuridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.