Fracasan los intentos para comunicarse con el rover Philae que aterrizó en el cometa 67P en 2014

En noviembre del 2014 la sonda Rosetta llegó al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko. En un intento histórico de aterrizaje, Rosetta lanzó el rover Philae sobre la supeficie del cometa.

El aterrizaje fue un éxito pero 60 horas después del aterrizaje el rover Philae se quedó sin energía. Ello sucedió porque Philae aterrizó en un lugar distinto según lo planeado inicialmente y cayó en un lugar donde apenas le llegaban rayos del Sol.

Por suerte, cuando el cometa 67P se aproximó al Sol, Philae pudo recibir rayos procedentes del Sol suficientes como para poder recargar a Philae y poderlo recuperar.

Desde el mes de Julio no se volvió a tener contacto con el rover, debido a que en esos momentos el cometa entro en su periodo de mayor actividad y emitía mucho gas y polvo debido a su cercanía al Sol. Fue entonces cuando la nave espacial Rosetta se alejó un poco del cometa y se perdió de nuevo el contacto con Philae.

Ahora, la Agencia Espacial Europea (ESA) ha acercado de nuevo a Rosetta a una órbita de 87 km de distancia de la superficie del cometa (el mínimo para contactar con la sonda son 100 km), para poder intentar despertar a Philae de nuevo.

El problema es que por ahora Philae no ha mostrado señales de despertar y por ahora ha sido imposible recuperar el rover que está ubicado encima la superficie del cometa. El problema es que se agota el tiempo de vida para la misión ya que el cometa se encuentra a más de 234 millones de kilómetros de la Tierra y como más se aleje del Sol menor cantidad de energía podrá recibir el rover.

Para esta ocasión la ventana de comunicación de Rosetta con Philae termina hoy. Del 16 al 21 de enero se podrá tener otra ocasión para intentar contactar con el módulo rover. Solo habrá oportunidades hasta el mes de mayo, pero según declaraciones de la ESA, las probabilidades de contacto con Philae son muy bajas.

Los componentes estropeados de la sonda dificultan la misión para reanimarla. Philae lleva incorporados dos transmisores y dos receptores. Pero en julio comprobaron que un receptor y un transmisor estaban muertos, y además, el otro transmisor tenía un problema técnico. Sólo uno de los receptores funciona con normalidad.

En la actualidad, la sonda Rosetta y el cometa que escolta desde agosto de 2014 viajan a una velocidad de 24,10 kilómetros por segundo y se encuentran a una distancia de más de 317 millones de kilómetros del Sol. En total, desde que despegó, la nave Rosetta ha recorrido más de 7.557 millones de kilómetros.

Un comentario sobre “Fracasan los intentos para comunicarse con el rover Philae que aterrizó en el cometa 67P en 2014

  • el enero 21, 2016 a las 6:30 pm
    Permalink

    Philae era un rover ? mmm, creo que no. Si justamente una de las cosas que fallo fueron los arpones.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.