Catalina, el cometa del 2016 que solo lo podremos observar una vez y en enero.

Hace un año tuvimos una bonita experiencia observando al cometa Lovejoy, donde el equipo de GAME juntamente con la agrupación astronómica AstroAnoia, lo pudimos fotografiar y verlo en vivo y directo.

Este año, es el turno de Catalina, el cometa del 2016. El cometa Catalina es un cometa que ya efectuó su máxima aproximación al Sol el pasado mes de noviembre y es ahora cuando poco a poco se aleja de él.

Catalina solo lo podremos ver de forma exclusiva esta vez, ya que poco a poco se alejará y abandonará el sistema solar interior para adentrarse a los confines del sistema solar. Hay muchos cometas como por ejemplo el Halley que cada ciertos años vuelve a visitar el interior del sistema solar, ya que su órbita no es muy excéntrica. En el ejemplo dado, Halley nos visita cada 76 años de promedio, pero Catalina es un cometa con una órbita tan excéntrica que no volverá a visitar el interior del sistema solar hasta dentro de varios millones de años.

El sistema solar puede ser dividido en dos partes, una interior, donde se encuentran todos los planetas y satélites y otra parte exterior, donde se encontraría la Nube de Oort. Los cometas que proceden de Oort son rocas de hielo y polvo que deambulan lentamente por esta nube esférica hasta que algo, “como el paso de una estrella o una colisión entre ellas”, desestabiliza su órbita y permite que el Sol los atraiga hasta el interior del Sistema Solar.

Catalina fue descubierto el 31 de octubre de 2013. Durante su descubrimiento se utilizaron observaciones de otro objeto del 12 de septiembre 2013 para la determinación preliminar de su órbita. Como resultado de ello, se obtuvo una solución incorrecta que sugirió un período orbital de tan solo 6 años. Para el 6 de noviembre de 2013, un arco de observación más largo (del 14 de agosto al 4 de noviembre) hizo evidente que la primera solución se refería al objeto equivocado del 12 de septiembre.

Catalina llegó al perihelio (punto más cercano al Sol) el pasado 15 de noviembre y en su punto de máxima velocidad llegó alcanzar los 46,4 km/s. El próximo 17 de enero será cuando el cometa Catalina se encontrará a tan solo 0,72 unidades astronómicas (UA) o lo que son 108 millones de kilómetros de la Tierra y tendrá una bonita magnitud visual de 6.

Catalina lleva una velocidad tan elevada que el mismo Sol no lo podrá atrapar y es por ello que seguirá alejándose sin posibilidad de que su órbita pueda reducirse.

Para observar este cometa, principalmente tenemos que saber dónde estará. A continuación les mostramos una carta celeste de la ubicación del cometa el día 16 a las 22.30 horas (hora local peninsular). El cometa ese día se ubicará en la misma cola prácticamente de la constelación de la Osa Mayor, es decir hacia el nordeste.

imagen sin título

Si nos ubicamos en una zona muy oscura y miramos hacia esa zona podríamos llegar a ver muy débilmente una mancha verde muy tenue. Esa mancha será el cometa, o mejor dicho, el núcleo del cometa. Con unos prismáticos podremos ver mayor detalle del núcleo y con un telescopio podremos apreciar sus largas dos colas, una iónica de gas y otra de polvo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.