Extraña señal captada por Kepler en un transito de una estrella hace pensar si podría haber sido provocada por algo artificial

La especulación fascinante que rodea una reciente observación de Kepler de una estrella ubicada a 1.500 años luz de distancia, ha vuelto a encender las preguntas de la vida extraterrestre en nuestro universo y lo que significa para futuros estudios.

En una de las últimas investigaciones se ha detectado un tránsito de mucha duración en la estrella KIC 8462852, algo totalmente inusual. (Un tránsito ocurre cuando un exoplaneta o, en este caso, algo más, se desplaza delante de su estrella y Kepler detecta un ligero oscurecimiento de la luz de las estrellas.) En primer lugar lo que realmente queremos  hacer hincapié, es que es muy probable que la causa fundamental de que la señal de tránsito muy extraña detectada por Kepler haya sido debido a fenómenos naturales. Después de analizar la señal del tránsito único identificado como «extraño» por la comunidad Cazadores de Planetas, los investigadores hicieron un buen trabajo con la identificación de un posible mecanismo por el cual los eventos de atenuaciones significativas y distintas podrían haber sido algo extraño.

Entre las causas naturales probables del oscurecimiento del brillo de la estrella, se indica en un documento presentado a la revista Monthly Notices de la Real Sociedad Astronómica y puesto a disposición del servicio de preimpresión arXiv el 11 de septiembre, donde los astrónomos miraron a los restos de una posible colisión planetaria, la presencia de anillos circunestelares, manchas solares, o un grupo de cometas. Todas las posibilidades se investigaron, pero todos fueron insatisfactorios, excepto para el último.

La explicación de un grupo de cometas parece responder a muchos de los misterios sobre la señal de tránsito extraño. Una estrella cercana, solamente ubicada a 1,000 UA de KIC 8462852, podría haber causado algunas perturbaciones gravitacionales y posiblemente ayudó con el envío de un enjambre de cometas hacia la estrella, borrando hasta el 22 por ciento de la luz de la estrella vista por Kepler.

La explicación de los exocometas parece razonable. Aunque los exocometas se han detectado alrededor de otras estrellas en el pasado, esta sería la primera detección de un gran grupo de cometas lo suficientemente grandes como para atenuar de manera significativa la luz de una estrella de tipo F (alrededor de un 50 por ciento más grande que nuestro Sol).

Sin embargo, una observación de este tipo tendría que ser un increíble golpe de suerte; para nosotros tener un telescopio espacial de la NASA buscando en el lugar correcto en el momento adecuado de esta rara colección de cometas al pasar por delante de una estrella de un total de  150.000 estrellas en el campo de visión de Kepler (durante un período muy corto de tiempo de 4 años), es una gran suerte.

Es un gran trabajo de investigación que se destaca por sí mismo, un descubrimiento excepcional donde por primera vez los científicos ciudadanos han usado los datos públicamente disponibles y confirmados por una colaboración internacional de astrónomos profesionales.

Pero entonces, el martes, apareció un artículo en The Atlantic; un artículo que proporciona una mirada más a fondo en el proceso científico de buscar posibilidades más extremas. El investigador post-doctorado Tabetha Boyajian, de la Universidad de Yale y autor principal del artículo original, mencionaron que estaba estudiando la posibilidad de «otros escenarios» para el patrón del tránsito extraño. Y, después de compartir los datos con el astrónomo de la Universidad de Penn State Jason Wright, está planeando otro escenario que ya salió a la luz: la señal de tránsito extraña de KIC 8462852 podría ser causada por una enorme estructura artificial.

Así que, ¿qué sigue? Por desgracia, con la misión principal de Kepler, sólo tenemos 4 años de datos de tránsito de KIC 8462852 y sólo 2 eventos de tránsito clave para el estudio. El primer chapuzón en la luz estelar se produjo durante una semana en 2011 y luego el segundo acontecimiento importante fue en realidad una serie de variaciones en el transcurso de unos pocos meses en el 2013. Eso es todo lo que tenemos por ahora.

Los investigadores esperan ahora conseguir algo de tiempo de observación en un observatorio de radio para «espiar» la estrella con la esperanza de llevar a cabo una campaña «dirigida por SETI», en busca de señales de radio artificiales que emanan del sistema estelar. Si sacan algún detalle adicional y, seamos sinceros, las posibilidades de detectar las comunicaciones extraterrestres siguen siendo tan mínimas como siempre, no significará necesariamente que la «estructura» sea artificial, sólo podría significar que esta raza hipotética no se está comunicando a través de ondas de radio… o podría significar que la civilización alienígena ya no estuviera allí.

La misión Kepler misma nos está enseñando que nuestra galaxia está llena de una variedad abundante de pequeños mundos rocosos. Parece, en esta primera etapa de descubrimiento, al menos, que hay muchos pequeños mundos que orbitan dentro de las zonas habitables de sus estrellas, lo que potencialmente también significaría que podría tener océanos globales de agua líquida.

Todas estas ideas son meras conjeturas, ya que no tenemos la menor idea de si hay alguna otra forma de vida por ahí, por no hablar de una civilización inteligente. Pero al mirar más profundamente en el cosmos a través de una lente cada vez más definida, estamos cambiando nuestra perspectiva sobre el universo.

Aunque esta nueva investigación en KIC 8462852 muy probablemente tiene una elegante explicación natural, probablemente centrado en torno a un gran grupo de cometas, la especulación sobre las posibilidades de la vida en nuestra galaxia no es algo malo. De hecho, las razones por las que no hemos detectado nada ni remotamente inteligente en otras partes de la galaxia es una paradoja que desafía nuestra propia existencia.

Si la vida es inevitable en el universo, y sabemos que los ingredientes están ahí para despertar la vida, ¿dónde está todo el mundo? Ahora estamos desarrollando la tecnología para investigar directamente las órbitas alrededor de otras estrellas captadas por Kepler y otras misiones de caza de exoplanetas planificadas, estamos en un momento muy privilegiado de nuestra civilización; podemos especular, hacer hipótesis y probar nuestras teorías sobre la vida extraterrestre con la precisión de que, hasta hace pocos años, no habríamos soñado.

Así que en este viaje de descubrimiento, justo en este momento, unos astrónomos están investigando un par de curvas de luz extrañas descubiertas por científicos ciudadanos y analizados por los astrónomos para ver si existe algo artificial.

Fuente: http://arxiv.org/pdf/1509.03622v1.pdf

2 comentarios en “Extraña señal captada por Kepler en un transito de una estrella hace pensar si podría haber sido provocada por algo artificial

  • el octubre 17, 2015 a las 5:38 pm
    Permalink

    Curioso,pero algun día pasara.

    Respuesta
  • el octubre 18, 2015 a las 2:47 am
    Permalink

    Interesante anuncio, mas que nada por que se decidió exponer todo el abanico de hipótesis por parte de la comunidad científica.
    A lo que a mi respecta, me resulta difícil creer que sea alguna especie de cuerpo artificial, ya que este debería ser muy grande, para esconder el 22% de la Luz de una estrella 50% mas grande que nuestro Sol. Aunque tratándose de un tema totalmente hipotético como este podríamos pensar en muchísimas opciones y casos. Me vuelco mas por pensar que fue un acontecimiento natural, de los cuales todavía estamos descubriendo, y son infinitamente diversos.
    Con respecto al dilema de la vida inteligente o la vida misma fuera de las fronteras de nuestro planeta, pienso que es muy probable que exista, pero falta tiempo para poder encontrar indicios o pruebas. Creo que las lunas de Júpiter y Saturno son un buen lugar para buscar vida primitiva o algo mas, pero aun estamos en etapa de reconocimiento y hipótesis sobre que podrían tener esos cuerpos celestes y que tipo de organismos podrían haberse desarrollado en ellos.
    Hay mucha gente que se ve seducida por lo que la Internet brinda, y les basta para afirmar. Yo en lo personal prefiero mantenerme a la expectativa de los datos y pruebas confirmadas, mas que por las hipótesis o por la simple ciencia ficción.
    Estamos en la actualidad transitando una etapa muy excitante, en el que aparentemente hemos alcanzado la tecnología suficiente para emprender una búsqueda seria de mundos habitables y vida extraterrestre. Lo cierto es que vendrán tiempos mas esperanzadores tomando en cuenta la velocidad con la que desarrollamos la tecnología. No fue hace mucho, que fue descubierto el primer planeta extra-solar (un gigante gaseoso, si no me equivoco), antes de ellos sabíamos, teníamos la certeza, pero ninguna prueba que lo confirmara, hoy hablamos de miles, y hasta somos capaces de determinar sus características

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.