Plutón, el planeta degradado ¿Porque es considerado como planeta enano?

Ha demostrado ser uno de los temas más divisivos en la ciencia moderna. De un solo golpe, miles de libros de texto cambiaron cuando se determinó que Plutón no era un planeta…. Como astrónomos, siempre nos hemos preguntado acerca de Plutón, ¿por qué fue reclasificado? Y, si no es un planeta más, porque no puede serlo? o ¿por qué no es Plutón un planeta más?

Desde su descubrimiento, Plutón siempre ha sido visto diferente respecto de los otros planetas. Ya en 1930, Clyde W. Tombaugh, quien estaba usando el Observatorio Lowell en Arizona, se había fijado la tarea específica de encontrar un planeta. Así que, cuando vio a su punto de luz en movimiento en 1930, ¿qué otra cosa iba a pensar que había encontrado. Fue un gran descubrimiento, el primer planeta trans-neptuniano. Pero, la dificultad estaba gestando desde el primer momento.

En pocas semanas, el estado de Plutón se puso en duda. Su órbita excéntrica y pequeña masa lo distinguen de otros planetas. Más importante aún, algunos científicos argumentan que Plutón podría no estar solo. Durante décadas, nuestras ideas sobre la formación del sistema solar se fueron desarrollando. Se sugirió que el borde de la nube de polvo y gas, es donde los planetas se formaron. En su lugar, Plutón, podría ser algo muy diferente.

Los científicos pensaron que podría haber cientos de miles de objetos de hielo en el borde del sistema solar que habría dejado de ser incorporado en uno de los planetas mayores. Llamaron a esta región como el Cinturón de Kuiper. Y así, el estado de Plutón como planeta comenzó a ser cuestionado.

El 5 de enero de 2005, llegó el golpe fatal. Los científicos, en California, descubrieron otro punto en movimiento pequeño luminoso en medio del fondo estelar. Este fue Eris, un mundo que creían que era más grande que Plutón, esta fue una gran noticia. La probabilidad era que podría haber muchos más objetos grandes ahí.

Los científicos se enfrentaron a una elección: o abrir la puerta a potencialmente cientos de nuevos planetas o degradar a Plutón. En 2006, la Unión Astronómica Internacional (UAI), lo puso a votación y no fue una buena noticia para Plutón. La UAI decidió que un planeta tenía que ser un objeto en órbita alrededor del Sol y que fuera lo suficientemente masivo como para que la gravedad lo exprimir hasta conseguir una forma esférica. Pero además, tiene que tener la gravitación dominante. Eso quiere decir que debe haber limpiado su región circundante de otros objetos de tamaño similar.

Por lo que un planeta enano tiene que reunir las siguientes características:

  • Se encuentren en órbita alrededor del Sol.
  • Que tengan masa suficiente como para que su propia gravedad pueda vencer las fuerzas de cuerpo rígido de modo que adopten, en equilibrio hidrostático, una forma (aproximadamente) redonda.
  • Que no hayan limpiado las inmediaciones de su órbita de todos los cuerpos susceptibles de desplazarse en ella.
  • Y que no sean un satélite.

Pero, con todo lo demás que hay en el Cinturón de Kuiper, esta fue la caída de Plutón. Entonces, ¿dónde deja esto a Plutón? La UAI decidió clasificar como un planeta enano. Para muchos, esto fue visto como un descenso de categoría, pero no estamos tan seguros de ello… Como un planeta, este fue el último suspiro en el borde del sistema solar. Pero ahora, es un ejemplo interesante de una nueva clase de los objetos celestes. Lo que hemos aprendido de él, va a cambiar la manera en que pensamos acerca de nuestro rincón de la galaxia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.