DESTILERÍAS CÓSMICAS

(Categoría = Protonebulosas) 

El universo está repleto de objetos misteriosos que todavía no comprendemos totalmente, algunas veces por su forma, otras por su comportamiento, y algunas por su composición. Por extraño que parezca, los astrónomos han descubierto gracias a los espectrogramas, una serie de nebulosas que en cuya composición química encontramos moléculas orgánicas como el alcohol etílico, el mismo que bebemos en fiestas o como refresco.

Sagittarius-B2 Imagen de Sagittarius B2.

La idea de que pueda existir una gran destilería cósmica en el espacio resulta peculiar, aunque no debemos irnos tan lejos para imaginárnosla. En la imagen anterior mostramos la nube Sagittarius B2, colindante al centro de la Vía Láctea a 390 a/l de aquí, que muestra un porcentaje notable de este tipo de compuestos.

Las “nubes moleculares gigantes”, son enormes complejos de gas y polvo que se forman tras una supernova, o bien como el despojo de un canibalismo galáctico. En caso de estar a altas temperaturas y concentrar materia en puntos concretos muy energéticos, se puede dar lugar al nacimiento de las estrellas. Las nebulosas con capacidad de generar estrellas, se llaman “viveros estelares”, son cruciales para la renovación del universo tanto a nivel físico como químico.
Estos lugares donde el tráfico de partículas es tan rápido y fluido, se pueden llegar a formar compuestos moleculares sencillos. Se han llegado a reconocer más de 32 en una misma nube, algunos tan desagradables como el monóxido de carbono, cianuro de hidrógeno o el amoníaco, todos ellos mezclados en un mismo “cocktail” predominado por distintos tipos de alcoholes. Por ejemplo la mencionada nube Sgr B2, tiene principalmente metanol, el mismo alcohol que se usan para fabricar los anticongelantes o el líquido limpiador de parabrisas.

El proceso de “creación” del alcohol en estas nebulosas, se originaría cuando el hidrógeno molecular simple (H), partículas de agua (H2O) y el dióxido de carbono (CO2), se adhieren a una partícula de polvo interestelar simple. Cuando las grandes temperaturas colindantes a un vivero estelar hacen calentar estos compuestos, las partículas de polvo se desintegrarían dejando tras de sí, la molécula de CH3-OH, el metanol. Tras una ligera ionización y si las condiciones lo permiten, el mismo proceso puede generar C2-H6-O (etanol). Estos compuestos quedarían libres en el espacio tras la desintegración de la partícula de polvo que las unió, generando nebulosas tan bastas, que al reflejar la luz de las estrellas colindantes marcan una espectrografía láser diferente, ya que disipan la radiación UV y el calor de los rayos cósmicos.

Otra gran curiosidad deducida por los científicos, es que la nube sgr B2 estaría compuesta específicamente por un ester mezclado de etanol y un ácido, que le darían un olor y un sabor parecido al ron de frambuesa.

ueleQuizás en un futuro lejano las podamos llegar a oler nosotros mismos directamente !!!

El año 1975 se identificó la primera nube de alcohol, desde entonces se han descubierto muchas más. La más espectacular, la nube G34.3, aproximadamente mil veces mayor que nuestro sistema solar, está compuesta mayoritariamente de dicha substancia.

Cabe añadir, que estos compuestos simples y el mecanismo que forman para ser creados, se piensa que es parecido y fundamental para que nazcan moléculas más compuestas y trascendentes para la vida.
Se sabe que en Sag B2 (la nombramos mucho por ser la más cercana y estudiada), se ha descubierto la presencia de glicina. Se trata del aminoácido más simple que forma parte de todas las proteínas.

La gran pregunta que siempre se ha hecho el ser humano es cuándo y cómo comenzó la vida. Se estima que hace unos tres mil millones de años habrían aparecido los primeros organismos vivos y que el hombre habría hecho su entrada triunfal hace tan solo unos 2 millones de años. Pero aún es incierto el momento y la circunstancia en que la materia cruzó el umbral de la vida, cuando de la evolución química se pasó a la biológica en una desafiante operación. Pero, por lo menos, hoy la ciencia puede confirmar que la vida tuvo un origen común.
Tanto la vida unicelular (bacterias, hongos, etc.) como la vegetal, y también la animal, tienen mecanismos biológicos semejantes. En cualquier caso, la molécula fundamental es la proteína, y sabemos que éstas se pueden formar en el espacio.

..2. En la siguiente noticia podrán encontrar más datos curiosos sobre los compuestos que hay en Sgt B2.

Las células viven porque producen proteínas. Son sus elementos constituyentes y también regulan el proceso vital. Las proteínas, actuando como enzimas, permiten que las reacciones químicas en el interior de las células ocurran a temperaturas y condiciones de éstas. Pero todo este conocimiento no explica la génesis de la vida, ni nadie tiene idea todavía de cómo y por qué se sintetizó la primera proteína. No obstante, sí se tiene ahora claro cómo se sintetizan las proteínas, se han llegado a reproducir junto a modelos de computación genética.

Se pueden reproducir las condiciones de la vida y los motores que la sustentan, pero no se sabe cómo se inició el proceso; se sabe cómo funciona la computadora, pero no cómo se armó y creó.

Nos pareció interesante este último apéndice sobre el origen de la vida, pues se cree que los primeros compuestos primitivos que generaron vida en la Tierra, “podrían” haberse generado gracias al traslado de las partículas mencionadas en nebulosas de este tipo, por ejemplo, a través de los asteroides.

Compartimos con ustedes un famoso documental en el cual nos hemos inspirado para describir estas nebulosas ebrias, también muestra diversos cuerpos celestes que componen la saga EXTRASOLAR.

                                       

Documental  “made in USA”, con todas las exageraciones y el show que comporta; pero salvo algún comentario a destiempo, por lo general está muy bien.

Una pequeña curiosidad la nebulosa de Orión, una de las más conocidas y populares, es que posee en sus nubes la suficiente cantidad de alcohol como para llenar 30,000,000,000,000,000,000,000,000,000 botellas de licor.
Otro ejemplo curioso y extravagante, sería la nube G34.3 en la constelación del Águila. En ella hay suficiente alcohol como para suministrar 140,000 litros de cerveza cada día a cada persona de la Tierra durante los próximos mil millones de años. ¿Se lo imaginan?

(Imagen de portada) =  Usando el radiotelescopio ALMA (the Atacama Large Millimeter/submillimeter Array), un grupo de astrónomos detectó moléculas de azúcar presentes en el gas que rodea a una estrella joven, similar al sol. Esa fue la primera vez que se descubrió azúcar en el espacio alrededor de una estrella de estas características (en el 2012). Tal hallazgo demuestra que los elementos esenciales para la vida se encuentran en el momento y lugar adecuados para poder existir en los planetas que se forman alrededor de la estrella.

Los astrónomos encontraron moléculas de glicolaldehído (un azúcar simple) en el gas que rodea a una joven estrella binaria joven llamada IRAS 16293-2422, la que posee una masa similar a la del Sol. El glicolaldehído ya se había divisado en el espacio interestelar anteriormente, sin embargo, esta es la primera vez que se localiza tan cerca de una estrella de este tipo, a distancias equivalentes a las que separan Urano del Sol en nuestro propio Sistema Solar. El descubrimiento prueba que algunos de los compuestos químicos necesarios para la vida, ya existían en este sistema al momento de la formación de los planetas. [Vía → ESO]

———————————————————————————————————————————————————
English version = fatima@meteorologiaespacial.es

14 – Cosmic Distilleries

(Category = Proto-nebula)

 

The Universe is full of mysterious objects that we do not yet fully understand, sometimes by their shape, other times by their behaviour and some other by their composition. Oddly enough, astronomers have discovered, thanks to the spectrograms, a number of nebulae in which in their chemical composition we find organic molecules such as ethyl alcohol, the same that we drink at parties or as soda.

The idea that there can be a great cosmic distillery in space is quirky, but we must not go so far as to imagine it because the cloud Sagittarius B2, adjacent to the centre of the Milky Way (390 a/l from here), it shows a remarkable percentage of these compounds.

The “giant molecular clouds” are enormous complex of gas and dust formed after a supernova or as theft of a galactic cannibalism. In case of being at high temperatures and to concentrate matter in specific and very energetic points, this can give birth to the stars. Nebulae with capacity of generating stars, called “stellar nurseries”, are crucial to the renewal of the Universe both physically and chemically.
In these places where particle traffic is so fast and fluid, it may form simple molecular compounds. They have been recognized over 32 in the same cloud, some of them as unpleasant as carbon monoxide, hydrogen cyanide and ammonia, all of them mixed in the same cocktail dominated by different types of alcohols. E.g. Cloud Sgr B2 has mainly methanol, the same alcohol used to manufacture antifreeze or windshield washer fluid.

The process of “creation” of alcohol in these nebulas would arise when the simple molecular hydrogen (H), particles of water (H2O) and carbon dioxide (CO2) stick to a simple interstellar dust particle. When large adjoining temperatures to a stellar nursery make heat these compounds, dust particles would disintegrate leaving behind the molecule CH3-OH, methanol. After a slight ionization and if the conditions permit it, the same process can generate C2-H6-O (ethanol). These compounds would be free in space after the disintegration of the dust particle that joined them, generating nebulae so rough, that when they reflect light from surrounding stars they make a different laser spectroscopy, because they dissipate UV radiation and the heat from cosmic rays.

Another great curiosity derived by scientists it is that the cloud SGR B2 would specifically composed of a mixed ethanol and an acid ester, which would give it a smell like rum and raspberry flavour.
In 1975 the first cloud of alcohol was identified. Since then they have been discovered many more. The most spectacular, cloud G34.3, about a thousand times larger than our solar system, it is composed mainly of this substance.

It should be added that, these simple compounds and mechanism that they form to be created, it is thought to be similar and fundamental in order more composed and important molecules for life are born.
It is known that in Sag B2 (we name it so much because it is the closer and the most studied one) it has been discovered the presence of glycine. This is the simplest amino acid that is part of all proteins.

The big question that the human being has always made is when and how life began. It is estimated that three billion years ago they would have appeared the first living organisms and mankind would have made its triumphal entry only about 2 million years ago. But it is still uncertain when and the circumstances in which matter crossed the threshold of life, when the chemical evolution passed to the biological one in a challenging operation. But, at least, science now can confirm that life had a common origin.
Both unicellular life (bacteria, fungi, etc.) and vegetable one, and also animal one, have similar biological mechanisms. In either case, the fundamental molecule is the protein, and we know that these ones can be formed in the space.
Cells live because they produce proteins. They are their constituent elements and also regulate the vital process. Proteins, acting as enzymes, allow that chemical reactions within cells occur at temperatures and conditions thereof. But all this knowledge does not explain the origin of life, and no one has any idea nowadays of how and why the first protein was synthesized. However, now we know how proteins are synthesized. They have come to play alongside genetic models of computation.

It is possible to reproduce the conditions of life and engines that support it, but we do not know how the process began. It is known how the computer works, but not how it was put together and created.

We found interesting this last appendix about the origin of life, because it is believed that the first primitive compounds that generated life on Earth; they “could” have been generated by the transfer of the mentioned particles in nebulae of this type, for example, through the asteroids.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.