¿SABÍAS QUE ES ILEGAL ANALIZAR EL AGUA DE MARTE?

Correcto! Han leído bien el titular.
En el siguiente artículo haremos una breve introducción a la “legislación en el espacio”, por así decirlo, en la cual expondremos algunas de las curiosidades que se deben tener en cuenta al buscar vida extraterrestre y que tantos quebraderos de cabeza causa.

► Las leyes más allá de la atmósfera

¿Sabían que los rovers de la NASA tienen prohibido investigar el agua líquida de Marte? ¿En qué se basa esta ley y desde cuando existe?

onu* Podrán descargar aquí un PDF de 65 páginas explicando toda legislación sobre ámbitos extra-planetarios. Por cierto, algunas muy interesantes y nobles, así que compartimos las dos primeras páginas por si desean revisar cada uno de los artículos.

ley

La semana pasada el mundo se hizo eco del anuncio de los científicos de la NASA por haber encontrado pruebas químicas de agua líquida en la superficie de Marte. La existencia de ríos estacionales de agua no se podrán confirmar al 100% hasta que podamos verlos, tocarlos y analizarlo, y ya que los seres humanos todavía no han colocado un astronauta sobre el planeta rojo, de momento cualquier estudiarlo deberá ser realizado indirectamente a través de robots.

El problema es que si no se ha realizado ningún análisis sobre el agua marciana, no es por que no se pueda, sino porque está prohibido!!. En este momento, el Rover Curiosity de la NASA, está aproximadamente a 50 kilómetros del lugar donde los científicos sospechan que existe agua marciana retenida, pero “gracias” a un tratado internacional firmado en 1967, no está permitido acercarse a él.

Esto se debe a que para llegar a la superficie de Marte, Curiosity tuvo que viajar unos 225 millones de kilómetros desde la Tierra a través del espacio, y durante el camino, podría haber recogido suciedad, polvo y todo tipo de agentes o incluso esporas y microorganismos terrícolas.
Debido a que el agua líquida parece estar presente, los investigadores tienen que tomar precauciones adicionales para prevenir la contaminación de la vida en la Tierra,” aseguró Rich Zurek, de el programa de Marte de la NASA. “Nuestros Rovers actuales no han sido esterilizadas en la medida necesaria para ir a una zona donde el agua líquida puede estar presente.”

1
* El brazo del Curiosity durante su montaje en el laboratorio + Fotografía tomando muestras del suelo marciano.

2

Aunque intuitivamente querríamos enviar elementos de exploración a las regiones susceptibles de albergar vida, lo cierto es que algunos científicos y juristas creen que eso no es legal. Recientemente, la Academia Nacional de Ciencias de EEUU y la Fundación Europea para la Ciencia publicaban un informe en este sentido restrictivo. “Lo que ocurre es que los humanos nos damos leyes pero hay gente que se las salta”, recalca Valeriano Claros (para el diario ElMundo), exdirector de varias estaciones de seguimiento de la NASA , pese a que cree que “el riesgo de contaminación siempre es bajo”.

Marte cuenta desde 2002 con una serie de regiones teóricamente ‘intocables’. Relativamente cálidas (siempre bajo cero) y húmedas (el agua líquida parece muy inestable), cuentan con ambientes más proclives para la vida “basada en carbono, la terrestre”. Es por ello que el COSPAR (Comité de Investigaciones Espaciales) las convirtió en reservas libres de invasores terrícolas. “Se considerarían ‘misiones restringidas’, y requieren durante toda la fase de regreso de un dispositivo de contención de las muestras no esterilizadas. También se requiere tras la misión de una contención estricta de las muestras, y de su estudio inmediato utilizando las técnicas más seguras disponibles en los laboratorios”.

► Colonización accidental

– ¿Podría la vida terrestre colonizar Marte accidentalmente?
– “Para ello el tipo de bacteria que podría reproducirse en el planeta rojo desde la Tierra, tendría que venir de algún lugar muy extremo”, cree Claros, “y haber entrado en los laboratorios y zonas de ensamblaje de satélites e instrumental, cosa que no es fácil”.

– Ahora bien, podríamos descubrir vida en Marte, por ejemplo, en el subsuelo, recoger muestras, traerlas a casa y darnos cuenta de que realmente estamos ante microorganismos de origen terrestre?
-Distintos vehículos han pisado antes Marte, esterilizados solo hasta un punto considerado “tolerable”.

“Los dos módulos de aterrizaje Viking (1976) fueron sometidos antes de su lanzamiento a 111,7 ºC durante al menos 30 horas”, según retrata Moro Aguilar en un artículo publicado en Astronomía Magazine en 2013. “Ambos tenían antes de llevar a cabo aquel proceso una carga máxima estimada de 300 microorganismos por metro cuadrado, y 300.000 en el total de la nave”.

Diferente es mandar humanos a Marte. “Nosotros sí que llevamos un kilo y pico de bacterias; ¿eso va a afectar al equilibrio de este tipo de planetas?”. Claros deja la pregunta en el aire.

Podrán ver colgado en nuestro canal Youtube una entrevista y el experimento realizado por “ElMundo” para explicar la situación:


► Las leyes de la Luna

Los humanos tienen una preocupación legal más inminente entre manos: el ‘derecho lunar’. Organizaciones como National Space Society o Space Frontier Fundation presionan en Estados Unidos en pro de una legislación más amable con la explotación privada de recursos en lugares como nuestro satélite natural.
No menos cierto es que, en este debate, otras organizaciones persiguen solamente hacer experimentos con fines científicos.

“Está pasando en la Luna lo que pasó con la Antártida: queríamos protegerla, no queríamos minería, pero hacemos perforaciones científicas y nadie creo que se preocupe porque estemos contaminando un hielo muy profundo”. Claros se decanta: “si queremos saber más, no hay más remedio que experimentar”.
→ Fuente: EM

———————————————————————————————————————————————————

Sabemos que muchos de ustedes en GAME aprecian, protegen y respetan el medioambiente tanto como nosotros. También la curiosidad científica por querer resolver cada pregunta que se nos presenta, es una característica propia de la conciencia humana y como a tantos, a nosotros también nos late dentro. La encrucijada moral que presentan las ideas expuestas en este artículo es bastante desconcertante, por ello les animamos (cordialmente) a que expresen sus opiniones sobre este tema, pues de leer completo el PDF que nombrábamos antes, seguro que en varios puntos encontraríamos algún conflicto ético. (Está en castellano)

El Tratado sobre el espacio ultraterrestre, fue firmado entre Estados Unidos, Reino Unido y la Unión Soviética en octubre de 1967. Vestigio de la carrera nuclear, entre sus grandes preocupaciones estaba la de evitar armas atómicas en la órbita terrestre, en la Luna o el resto de planetas. También quería impedir que ninguna potencia se quedase con los territorios del espacio, determinando que “no podrá ser objeto de apropiación nacional por reivindicación de soberanía, uso u ocupación, ni de ninguna otra manera” (art. II).

El tratado de 1967 del Espacio Exterior,  prohíbe  a cualquier persona enviar una misión, robot o humano, cerca de una fuente de agua por el temor de contaminarlo con vida terrestre. Para ser completamente estéril, tendrían que utilizar radiación ionizante, la cual podría dañar la electrónica.
¿Cuál es la solución? Todos sabemos que la NASA planea enviar humanos a Marte por primera vez a mediados de 2030, así que tal vez algunos astronautas afortunados podrán analizar agua líquida desde allí.

→ PRODUCCIÓN:
Grupo Amateur de Meteorología Espacial (GAME)
→ REFERENCIAS:
1 / 2 / 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.