UNA SERIE DE FALLOS EN LA CÁPSULA ESPACIAL “PROGRESS M-27M”, HARÁN QUE SE PRECIPITE SOBRE LA TIERRA

Ayer martes 28 de Abril, la agencia Roscosmos rusa ponía en órbita un cargamento rutinario con material de abastecimiento para la Estación Espacial Internaccional. “Progress M-27M”, es el nombre de la cápsula espacial, que cargada con combustible, oxígeno, alimentos, equipos científicos y regalos para los tripulantes de la Estación espacial, partió a través de un Soyuz en Baikonur, en Kazajistán.

cohete> Ver vídeo del despegue <

Desde un principio el despegue de la misión fue exitoso, pero tras varios fallos en la telemetría y las comunicaciones, se perdió el control de la cápsula en repetidas ocasiones antes de que se acercara a la ISS. Hoy, una fuente del Centro de Control de Vuelos Espaciales (CCVE) ruso, ha confirmado que dan la nave por perdida, que ésta gira sin control, y que antes o después se desintegrará mientras cae a la Tierra.

El fallo pareció provenir tanto de las antenas de navegación como en el sistema de propulsión, ambos clave para dirigir a la Progress M-27M sin problema hacia la ISS.  A bordo de la Progress M-27M van casi 3 toneladas de material de abastecimiento, entre comida, combustible y otro equipamiento mecánico y científico para los astronautas de la ISS. El material no es crítico ahora mismo para ellos, su seguridad no estará en peligro de ningún modo, pero sera un contratiempo importante.

Intentaron recuperar el contacto con la nave en cuatro ocasiones, que coinciden con el paso en órbita de la nave por encima de la bases de control en Tierra, pero sin éxito. La nave está ahora en una órbita diferente a la planificada inicialmente. De hecho, la idea de poder recuperar el control y acoplar la nave a la ISS, se ha desvanecido ya del todo. Además, sigue el problema del giro sin control de la nave, tal y como se puede ver en este vídeo durante una de las conexiones en directo de NASA TV.


* Evidentemente, en la vida real no es como en Interestelar. Una vez que la nave se pone a rodar, en la mayoría de los casos ya te puedes despedir de ella. *

Según una fuente del CCVE recogida por Interfax, “el acoplamiento de la Progress M-27M con la ISS ya no es posible. Lo importante ahora es garantizar una salida más o menos controlada de la nave de la órbita”.
El mando de control ruso perdió ayer el contacto con la Progress M-27M unas 3 horas y media después de su lanzamiento, ahora, la agencia Interfax asegura que se han detectado piezas sueltas alrededor de la nave, una prueba de que puede haber comenzado ya a desintegrarse y caer hacia la Tierra.

Los expertos consultados por Interfax, creen que la nave puede seguir en vuelo descontrolado durante al menos una semana antes de caer definitivamente a la Tierra y desintegrarse en el proceso. El problema será tratar de conseguir una caída controlada para seleccionar algún tipo de ubicación concreta, ya que es imposible restablecer contacto con la nave.

Buena parte de la Progress M-27M se quemará y desintegrará en su reentrada en la atmósfera, si además explota en una fase temprana, más probabilidades habrá de que se desintegre casi todo. Aún así, hay piezas o partes del fuselaje que están hechas para soportar el reingreso en la atmósfera, así que habrá piezas que caigan directamente en la superficie.
Según ha asegurado a Interfax un portavoz del Centro de Control de Vuelos Espaciales ruso, estos restos podrían caer entre el “paralelo 52 norte y el paralelo 52 sur”. Es decir, toda el área sombreada. Veremos si finalmente es así y si hay testigos visuales.

paralel

Elaboración y producción = GAME
Fuentes utilizadas = 1 / 2 / 3 / 4

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.