ÉXITO PARA LA MISIÓN MMS {Magnetiospheric MultiScale}

Desde el origen de los tiempos, el estudio de las ciencias de la naturaleza siempre se han enfocado en explicar el funcionamiento de los fenómenos físicos que ocurren en la Tierra, y en el cielo; a niveles tanto macroscópicos como microscópicos.  No hay ni una sola cultura antigua primigenia, que no se haya preguntado a cerca del funcionamiento del Sol y su influencia sobre nuestro planeta. Por ello, desde que gracias al desarrollo de la carrera espacial y las tecnologías de vanguardia descubrimos “el medio interplanetario”, (aquél que no pertenece ni al cielo ni al suelo), que desde entonces se nos abrió una nueva dimensión por explorar.

La raíz de las tormentas geomagnéticas y la meteorología espacial en general, nacen en este escenario ubicado pasada nuestra atmósfera, donde la presencia de los Campos Magnéticos Interplanetarios (Interplanetary Magnetic Field o IMF), nos protegen de la radiación y los efectos colaterales relacionados con el viento solar.
La estructura, posición, forma, densidad, polaridad, nivel de compresión y la dirección que lleven esos campos IMF, serán los factores clave que induzcan a succionar o repelar a una CME .

A lo largo de la última década y en un futuro próximo, se esperan con ansias a diversas misiones espaciales que ayudarán a comprender mucho mejor este entorno tan nuevo y desconocido hasta hace poco como lo es la meteorología espacial.

~ En esta ocasión les hablaremos del proyecto MMS {Magnetiospheric MultiScale} ~


* Recuerden ver el vídeo en la máxima resolución y subtitularlo, aunque, para mayor comodidad, lo hemos transcrito nosotros mismos en el siguiente texto:

– ” El factor causal principal de la meteorología espacial es la interacción entre el campo magnético solar y el terrestre, cuyas re-conexiones entre si son las que dejan entrar material hacia la Tierra.  (que es lo que causa auroras, daños en los satélites o astronautas, fallos eléctricos, etc.).

La misión MMS consta del envío de 4 satélites a una órbita con dos puntos concretos, ambos cercanos a la Tierra: Uno en la parte superior del campo magnético encarada hacia el sol y el otro en la parte opuesta. Justo son dos puntos en lo cuales se produce la conocida como “re-conexión magnética”.
Nunca antes se había podido enviar una cámara capaz de tomar fotografías en intervalos de tiempo tan ínfimamente pequeños (lo cual permite mayor detallismo en el estudio).

Cada uno de los cuatro satélites está dividido en 25 espacios con instrumentos, clasificados éstos en tres grupos: los que miden campos, los que miden el plasma y los que miden partículas magnéticas.
Los que miden el campo, se encuentran en el extremo de cada uno de los 2 brazos extensibles. Los que miden el plasma son esféricos y se ubican al final de los 4 alambres también extensibles que los contienen. El que mide las partículas (también detecta vibraciones eléctricas) es un dispositivo extensible formado por tres espiras interconectadas por filamentos metálicos y que en conjunto se extiende, igual que en los otros dos casos, pero esta vez no desde el lateral del módulo, sino de la superficie superior. En 20 segundos da el módulo una vuelta sobre sí mismo.

Existe un cuarto sistema formado por un bucle de alambre ubicado en uno de los brazos extensibles y que es capaz de medir las fluctuaciones y de medir frecuencias de onda más altas (y por lo tanto de longitud de onda menor) que los otros magnetómetros que lleva la misma nave. Además, para la medida del plasma hay ocho cajas distribuidas por parejas adosadas al cuerpo del módulo, lo cual saca ventaja a los medidores de plasma de los brazos extensibles porque se distribuyen a lo largo de toda la superficie lateral del satélite y no se debe así esperar a que por la rotación del aparato llegue el brazo extensible al lugar de medición deseado.

NASA

No solamente está integrado el sistema de las tres espiras para la medición de partículas sino que también cuenta cada uno de los cuatro satélites con otro instrumento que concretamente mide el desprendimiento de partículas energéticas impulsadas por el proceso de reconexión magnética. Mediante simulaciones de la magnetosfera entera se compararán absorciones de partículas en ésta, las cuales están influidas por el viento solar, de manera que se podrá ahondar en la información sobre la reconexión magnética.”-

En otras misiones, tal y como explica el director de la misión MMS, las simulaciones por ordenador realizadas para investigar los campos IMF, se han hecho para simular lugares muy distintos, como en los campos magnéticos de la misma superficie solar. De hecho, los ejecutores de esas misiones están muy interesados en conocer los resultados sobre la misión MMS para concluir si sus modelos van por buen camino o no, ya que todavía sabemos poco sobre el proceso que hace fluctuar según que campos magnéticos.
El punto más exitoso de la misión es que nunca antes se había podido lanzar y enviar nada a esos puntos del sistema solar porque había demasiado velocidad como para poder efectuar claras observaciones.

————————————————————————————————————
>Ver vídeo sobre su orbita<
>Ver vídeo sobre su puesta en orbita<————————————————————————————————————

coet
La misión MMS fue lanzada el 12 de marzo de 2015 desde Cabo Cañaveral a través de un cohete Atlas V con éxito.
Desde entonces, la NASA ha confirmado hasta ahora los siguientes pasos realizados:

MMS puesta en marcha según lo previsto y sin problemas significativos.
Primer “Spin-plane” correcto de la sonda que completa las primeras mediciones en todos los observatorios el 23 de abril. El MMS Fields (instrumentos de campo eléctrico y magnético) está ahora en pleno funcionamiento tras el “spin-plane” y todos los datos se ven bien.
El doble eje Axial de 12,5 metros de la sonda está programado para abrirse y empezar su funcionalidad para la noche del 26 de abril. Tras este movimientos se desplegarán los instrumentos de campo eléctrico y completarán las maniobras para activar el resto de sensores.
La secuencia de datos se ha resuelto perfectamente, con un rendimiento sin errores repetidos durante el chequeo de comprobación.

Podemos concluir pues, que la misión MMS ya está operativa casi al 100%, y desde luego que en GAME la esperamos con ganas, pues se espera de ella que nos de mucha más información para predecir y entender la dinámica de una tormenta solar. Asunto que nos atañe particularmente.

spacecraft* Imagen de las 4 sondas en el laboratorio.
~ Elaboración y traducción  = GAME ~
administracion@meteorologiaespacial.es
cristian@meteorologiaespacial.es
marc@meteorologiaespacial.es
Fuentes de imágenes, vídeos e información adicional =
NASA + / + / +

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.