¿CÓMO SERÁ EL PRÓXIMO COHETE FALCON HEAVY? (+ vídeo)

Tal y como ya se habrán fijado muchos de ustedes, desde hace poco en GAME nos hemos empezado a fijar en los lanzamientos de cohetes y el inicio de las nuevas misiones espaciales que se vayan produciendo.
Desde hace unos pocos años, la compañía SpaceX de Elon Musk, se está convirtiendo en una gran potencia a nivel mundial gracias a sus actualizados e innovadores proyectos en el ámbito de la carrera espacial.

Uno de sus proyectos clave, es el Falcon 9 , el primer prototipo de cohete reutilizable, que ya ha cumplido con éxito varias misiones de abastecimiento en la ISS o la puesta en órbita del DSCOVR.
* Más info sobre el Falcon 9.

El Falcon 9 está cumpliendo con éxito la fase de enviar cápsulas o satélites al espacio, pero todavía no ha tenido éxito en la recuperación de las partes del cohete, que es lo que pretende SpaceX, reciclar la pieza en un futuro.
Por otra parte, para aquellas misiones espaciales que requieran de mucho tonelaje y gran potencia para elevarse, (ya sea para llevar grandes satélites o pasajeros), se pretende utilizar una versión más potente del mismo tipo de cohete.
Ese cohete mayor, será el Falcon Heavy, que espera ser lanzado a mediados de este año.

Vídeo de presentación del Falcon Heavy. (el último entre tantos los postrados por SpaceX)

El lanzamiento estará programado para que ocurra en el Kennedy Space Center de Florida. Tal y como ha ocurrido en otras ocasiones, se ha publicado un vídeo para que veamos el desarrollo de la operación.
Hasta aquí todo en orden. De hecho, si fuera un vídeo normal no tendría especial relevancia pero lo que ha dejado entrever SpaceX en esta animación es sorprendente ya que podría suponer un paso importante en la forma en la que se ha estado enviando cohetes al espacio.

Propulsores que vuelven a tierra a salvo

Si lo habéis visto el vídeo que os mostrábamos arriba, ya entenderéis por qué lo que propone SpaceX podría ser un cambio significativo en la industria espacial. Los propulsores del Delta Falcon tienen un diseño parecido a los que, por ejemplo, usa el Delta IV Heavy. Sin embargo, hay una diferencia sustancial: una vez se despegan pueden volver a la Tierra.

Gracias a un sistema de propulsión los propulsores se pueden enderezar para controlar su vuelta a la tierra y llegar a un punto para ser recogidos sin mayor problema. Recuperarlos en buenas condiciones, significaría poder volver a utilizarlo y, por ende, reducir el coste de las misiones al espacio.

El éxito del vuelo de Falcon Heavy determinará qué ocurrirá a lo largo del año con SpaceX. Para la compañía de Elon Musk apunta a que será un gran año: tienen 17 misiones por delante en 2015 y algunas bastante importantes con las próximas pruebas de Dragon V2.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.