Una nueva investigación japonesa, indica que las auroras en Júpiter no las provoca el Sol. (+ English version)

Es bien sabido que aquí en la Tierra, el causante de que tengamos las auroras boreales/australes, es el viento solar.
Dicho viento está cargado por partículas enerizadas provenientes del Sol y que salen propagadas en todas las direcciones del espacio.
Cuando una gran masa de plasma y partículas solares salen de forma concentrada, rápida y densa, decimos que hay una CME (Eyección de Masa Coronal).
Cuando algunas de estas CME’s se topan con la dirección de la Tierra, empiezan a interactuar con el campo magnético de ésta haciéndola vibrar y oscilar. Dichas perturbaciones en el campo magnético terrestre, son lo que los meteorólogos espaciales llamamos “Tormentas geomagnéticas”, cuyo efecto más inmediato es el incremento de la visibilidad de estas auroras tanto en intensidad como en latitud respecto al ecuador.

Leer más