LA CONTRAREVERSIÓN MAGNÉTICA SOLAR PUEDE HABER FINALIZADO

El ciclo solar tiene una duración aproximada de 11 años (algunos pueden durar 9,5 años y otros llegar a superar los 12 años). Durante este ciclo solar, cada 5,5 años aproximadamente, la actividad solar aumenta para luego volver a disminuir en los siguientes 5,5 años. Actualmente estamos en el ciclo solar número 24, 24 ciclos registrados al completo.

Cuando esto sucede, suceden otros tipos de fenómenos magnéticos internos en el Sol bien importantes y fundamentales para conocer la evolución del ciclo solar. Cada 11 años también se revierten los campos magnéticos del Sol; lo que antes era norte pasa a ser sur, y viceversa.

En el interior del Sol existe el campo magnético polar solar (CMPS) y es fundamental ya que según su desarrollo a lo largo del ciclo de manchas solares se puede utilizar para predecir la magnitud del siguiente ciclo y el pico del ciclo actual.

Cuando se alcanza el punto máximo del ciclo de manchas solares, el campo magnético polar solar se revierte provocando que lo que antes era sur pase a ser norte y lo que antes era norte pase a ser sur. No lo hacen de forma simultánea pero sí que suelen revertir en poco tiempo de diferencia entre ellos dos.

Sin títuloTabla de evolución del CMPS desde el año 1990 hasta la actualidad.

Si observamos la gráfica superior podremos observar la evolución del ciclo solar nº23 y el actual, el nº24.

En mayo del 1996 se inició el ciclo solar número 23 y se alcanzó su pico máximo a principios del año 2000, cuando sucedió la reversión magnética solar. En esta situación los dos polos se revirtieron con pocos meses de diferencia. El campo magnético polar solar “sur” se revirtió en el mes de noviembre del año 1999, mientras que el campo magnético polar solar “norte” se revirtió en el mes de mayo del año 2000. Actualmente el ciclo solar número 24, la reversión ha sucedido con más separación, el CMPS “norte” se revirtió en junio del año 2012, mientras que el CMPS “sur” se revirtió en julio del 2013 (más de un año de diferencia).

Llama la atención un tema muy importante, y motivo de este artículo y motivo de una investigación llevada por nuestro equipo de GAME. Mientras que el CMPS “sur” sigue con la reversión de forma correcta, el CMPS “norte” tuvo lo que se llama <<Contrareversión magnética>>. La contrareversión magnética significa que una misma polaridad del CMPS después de haberse revertido, vuelve de nuevo a la polaridad antigua.

En la gráfica superior lo podemos comparar. En julio del 2013, el CMPS “norte” se revirtió con total normalidad pero poco a poco perdió fuerza y volvió a revertirse en el mes de febrero del 2014. Durante varios meses ha permanecido con esta polaridad y actualmente se podría confirmar que el CMPS “norte” vuelve a la normalidad con otra reversión y esperemos que sea la definitiva.

¿Qué significa todo ello? Si hablamos en cuanta actividad solar, no nos sorprende si lo comparamos con la diferencia de actividad que está teniendo la superficie del Sol comparado con ciclos solares anteriores. Este ciclo solar está siendo mucho mes intenso que el anterior por ejemplo.

Pero el anterior dato no nos impacta, lo que nos llega a impactar es que el CMPS general es bastante más débil respecto el ciclo solar anterior (en la gráfica podemos ver como los picos de intensidad del CMPS de este ciclo solar han sido mucho menos intensos). De seguir la tendencia tal y como está ahora, podría llegar a producirse un mínimo solar.

Este tipo de fenómeno magnético interno del Sol no es nuevo aunque sí que es la primera vez que se puede medir. Cada 180 años se ha encontrado un patrón solar, que marca que se produce este tipo de “debilitamiento” en el campo magnético polar solar, lo que hace que se tengan durante unos cuantos años una calma muy grande en la actividad solar.

Estos mínimos de actividad solar, el último sucedió desde el 1790 hasta el año 1830 y se llamó Mínimo de Dalton. Existen otros mínimos solares comprobados como el mínimo de Maunder.

Durante estos mínimos, las manchas solares desaparecen, llegando solo a aparecer 50 manchas solares en 60 años.

El CMPS es el campo magnético que forma las manchas solares, si esté se debilita, el próximo ciclo solar podría ser totalmente “apagado”. Pero podríamos pensar que es algo positivo, sin manchas solares, prácticamente no habría fulguraciones ni tormentas solares, pero el riesgo incluso puede ser mayor.

Como mayor cantidad de manchas solares, mayor es la fuerza del campo magnético solar y a la misma vez la heliosfera (burbuja magnética que envuelve todo el sistema solar) es más grande y está más reforzada. Si no hay manchas solares, el campo magnético se vuelve débil y por ello la heliosfera también. La heliosfera bloquea una gran cantidad de rayos cósmicos procedentes de puntos muy lejanos del universo, aunque muchas de estas partículas llegan a cruzarla y consiguen penetrar dentro del sistema solar, llegando alcanzar la Tierra. Una heliosfera más débil provocaría un aumento en la cantidad de rayos cósmicos que alcanzarían la Tierra.

Por ahora tenemos que esperar para ver cómo evoluciona la contrareversión del CMPS, pero parece que la situación magnética quiera estabilizarse.

Recomendamos la lectura del progreso de nuestra investigación de la cual habla sobre el letargo solar y “quizás” uno de los causantes de ello: www.meteorologiaespacial.es/letargo_solar_game.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.