ASTRÓNOMOS APUNTO DE CAPTURAR IMÁGENES DEL AGUJERO NEGRO SUPERMASIVO DE NUESTRA GALAXIA.

Los científicos sospechan desde hace tiempo que los agujeros negros supermasivos (SMBH) residen en el centro de todas las grandes galaxias en nuestro universo. Estos pueden ser miles de millones de veces más masivo que nuestro Sol, y son tan poderosos que la actividad en sus límites puede ondularse a través de sus galaxias anfitrionas.

En el caso de la galaxia de la Vía Láctea, se cree que este SMBH corresponde con la ubicación de una fuente de radio compleja conocida como Sagitario A. Al igual que todos los agujeros negros, ni siquiera se ha podido confirmar que existen, simplemente porque nadie ha sido capaz de observar uno.

Pero gracias a los investigadores que trabajan en el MIT’s Haystack Observatory, esto podría estar a punto de cambiar. El uso de un nuevo conjunto de telescopios conocido como «Event Horizon Telescope» (EHT), el equipo del MIT espera producir esta «imagen del siglo» muy pronto. Inicialmente predicho por Einstein, los científicos se han visto obligados a estudiar los agujeros negros mediante la observación de su aparente efecto sobre el espacio y la materia en sus proximidades. Estos incluyen cuerpos estelares que han desaparecido periódicamente en zonas oscuras, y que nunca se supieron más de ellos.

Como Sheperd Doeleman, subdirectora del Observatorio Haystack en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), dijo sobre los agujeros negros: «Es una puerta de salida de nuestro universo. Se puede caminar a través de esa puerta, pero no vas a volver».

Para ello, los científicos utilizarán la combinación entre sí de diferentes antenas de radio ubicadas en Hawái, Arizona y California. El poder combinado del EHT significa que se podrá ver un detalle superior a 2000 veces lo que es visible para el telescopio espacial Hubble.

Otros instrumentos han sido capaces de observar y medir los efectos de un agujero negro en las estrellas, los planetas, y la luz. Pero hasta ahora, nadie ha visto realmente el agujero negro supermasivo de la Vía Láctea.

Según David Rabano, gerente de instrumentos de ALMA: «No hay ningún telescopio disponible que pueda resolver un radio de espaciao tan pequeño», dijo. «Es un agujero negro de muy alta masa, pero la masa se concentra en una muy, muy pequeña región».

La investigación de Doeleman se centra en el estudio de los agujeros negros súper masivos con la resolución suficiente para observar directamente el horizonte de sucesos. Para ello su grupo reúne a las redes globales de telescopios que observan en ondas milimétricas para crear un telescopio virtual del tamaño de la Tierra utilizando la técnica de interferometría de base muy larga (VLBI).

«Apuntamos SgrA *, de 4 millones de masas solares en un agujero negro en el centro de la Vía Láctea», dice Doeleman. Agregó. «Llamamos a este proyecto El Event Horizon Telescope (EHT).»
En definitiva, el proyecto EHT es una colaboración de todo el mundo que combina el poder de resolución de numerosas antenas de una red mundial de radiotelescopios para captar la primera imagen del objeto más exótico en nuestro Universo – el horizonte de sucesos de un agujero negro.

«En esencia, estamos haciendo un telescopio virtual con un espejo que es tan grande como la Tierra», dijo Doeleman quien es el investigador principal del Telescopio Horizonte de sucesos. «Cada radiotelescopio que utilizamos puede ser pensado como una pequeña porción plateada de un gran espejo. Con suficientes de esas manchas plateadas, se puede comenzar a hacer una imagen».

La observación de agujeros negros hasta ahora siempre ha sido en base a observaciones indirectas, mediciones o experimentos, pero nunca se ha podido observar y obtener imágenes de forma directa. Observar el horizonte de sucesos de un agujero negro será un gran avance científico pero a la misma vez será una de las mejores imágenes jamás capturadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.