CUANDO LAS PARTÍCULAS ENERGÉTICAS DEL SOL TOCAN LA SUPERFICIE TERRESTRE…

Cuando se produce una fulguración solar, aparte de expulsarse radiación X también puede expulsarse eyecciones de masa coronal (CME’s) pero a todo ello también se liberan partículas solares energéticas que pueden ser de menor o mayor energía.

Casi siempre la radiación procedente del Sol no consigue alcanzar la superficie de la Tierra, ya que por suerte la magnetosfera y la atmósfera terrestre nos protegen de ello. Los flujos anormalmente intensos de partículas energéticas procedentes del Sol (SEP, solar energetic particle, partículas energéticas solares) son especialmente molestas en el entorno espacial y otras tecnologías, como las comunicaciones por radio en regiones polares y también para los tripulantes de estaciones espaciales

Pero en ciertas ocasiones se producen eventos solares en los cuales las partículas energéticas son aceleradas a tanta energía que consiguen alcanzar la superficie terrestre saltándose la magnetosfera y la atmósfera terrestre. Cuando este tipo de fenómeno se produce se le llama GLE (Ground Level Enhancement). Por lo general, estos eventos GLE suceden una docena de veces por cada ciclo solar.

Normalmente, los eventos GLE están asociados a eyecciones de masa coronal (CME’s) desprendidas del Sol pero a una velocidad muy elevada, a unos 2000 km/s. Aunque durante el ciclo solar numero 23 hubieron 16 episodios de eventos GLE, en lo que llevamos de ciclo solar número 24, solo se ha producido un solo evento y fue el 17 de mayo del 2012.

Cuando se produce un evento GLE, la cantidad de detecciones en los detectores de neutrones se dispara de forma considerable respecto la radiación de fondo.

El GLE producido el día 17 de mayo del 2012, fue a causa de una fulguración de clase M5.1 que posteriormente eyectó una rapidísima eyección de masa coronal a una velocidad de 1997 km/s.

En la Tierra cuando un monitor de neutrones registra un conteo que supera la media por minuto durante varios intervalos de medida se establece una alarma. Cuando al menos tres estaciones se encuentren en este estado de alarma, y al menos un canal de rayos X indica que se está produciendo una llamarada solar, se considera que se ha producido un evento especial a nivel del suelo (GLE ground level enhancement).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.