P13, UN AGUJERO NEGRO REALMENTE HAMBRIENTO

Un cierto agujero negro es más insaciable de lo previsto. El P13 es un agujero negro ubicado en el borde exterior de la galaxia NGC7793 situada aproximadamente a unos 12 millones de años luz de distancia de la Tierra. Es muy luminoso en comparación con otros de su especie, pero resulta que, esto no tiene nada que ver con el tamaño del agujero negro.

P13 está comiendo una estrella más rápidamente de lo que los científicos habían pensado que era posible, y está liberando señales de rayos X inusualmente brillantes que pueden ayudar a los científicos a entender un conjunto de objetos, superluminosos y extraños en el espacio profundo. P13 es uno de los agujeros negros más hambrientos del universo conocido.

Los investigadores se dieron cuenta que P13 era más luminoso que otros agujeros negros – cuando el gas cae hacia un agujero negro se pone muy caliente y brillante. Los investigadores encontraron que P13 es un millón de veces más brillante que el sol. Al principio, los astrónomos pensaron que era apenas más grande que otros agujeros negros, el astrónomo Roberto Soria dijo:

“En general se cree que la velocidad máxima a la que un agujero negro podría tragar gas y producir luz era determinada fuertemente por su tamaño. Así que era lógico suponer que P13 era más grande que los agujeros negros ordinarios, y menos brillantes que los que vemos en nuestra propia galaxia, la Vía Láctea”.

Dr. Soria dijo que después de analizar la masa de P13, se dieron cuenta de la cantidad de material del agujero negro que en realidad estaba consumiendo. No hay un límite establecido para los agujeros negros, para que puedan consumir tanto gas como ellos quieren y así producir más luz.

Además, dijo Soria que P13 gira alrededor de una estrella supergigante, un “donante”, que es de veinte veces más grande que nuestro Sol. También, P13 es un miembro de un grupo selecto de agujeros negros conocidos como fuentes de rayos X ultraluminosos.

Estos nuevos hallazgos sugieren que los agujeros negros de masa estelar que crecen a tasas de super-Eddington podrían ayudar a explicar “la mayoría de las fuentes ultraluminosas”, dijo Motch. Sin embargo, algunas fuentes de rayos X ultraluminosas son demasiado brillantes para ser agujeros negros de masa estelar. Estas otras fuentes de rayos X ultraluminosas “pueden ser alimentados por agujeros negros estelares de alta masa hasta 100 masas solares, o por los agujeros negros de masa intermedia”, dijo Motch.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.