SE INAUGURA OFICIALMENTE EL MET OFFICE SPACE WEATHER OPERATIONS CENTER

Hoy estamos de inauguración. Hoy se inaugura oficialmente el Met Office Space Weather Operations Center (Centro de Operaciones de la Meteorología Espacial de la Met Office). Su objetivo principal será proteger la economía y la infrastructura del Reino Unido de las graves consecuencias que podrían causar el clima espacial en caso de evento extremo.


Los peores «tormentas» pueden perturbar los satélites, las redes eléctricas y las comunicaciones de radio. Al igual que con el clima terrestre, la Oficina Meteorológica ha pedido a coordinar la predicción operativa.

Hoy miércoles, con un evento encabezado por el ministro de ciencia Greg Clark, inaugurará formalmente el centro británico de excelencia de meteorología.

Las tormentas solares ahora se muestran como una de las amenazas graves en el registro nacional de riesgos, junto con la gripe y erupciones volcánicas en Islandia. Estos fenómenos se consideran que tienen el potencial de causar importantes trastornos económicos, y el gobierno ha ordenado contingencias para poner en marcha y ayudar a proteger el Reino Unido.

Esta claro que la meteorología espacial siempre ha sido un problema, pero actualmente con la gran dependencia que tenemos con la tecnología, el riesgo es mayor, ya que la tecnología puede ser vulnerable. Una gran fulguración solar junto con una CME potencial puede inducir grandes corrientes en las redes eléctricas, provocando cortes de energía que pueden durar horas, días e incluso semanas.

Los científicos recuerdan un evento particularmente poderoso en 1859. Descrito por el astrónomo Richard Carrington, esta explosión sacudió el campo magnético de la Tierra, produciendo espectaculares auroras. Los campos eléctricos generados en los cables se dice que causaron incendios en algunas estaciones de telégrafo.

Lloyds of London, un mercado de seguros, completó un estudio en 2012 que examinó cómo la red eléctrica estadounidense frente a un evento de como el de 1859.

Llegó a la conclusión de que el daño a los transformadores críticos podría dejar algunos consumidores sin suministro de energía eléctrica conectados en red por un período de entre 16 días y en cualquier lugar hasta dos años, lo que resulta en pérdidas económicas que ascenderían entre 0,6 billones de dólares a 2,6 billones de dólares.

En España los daños causados podrían ser menores debido a la latitud, pero no es un motivo para dejar de lado ya que los daños podrían ser similares en caso de evento extremo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.