UN AGUJERO NEGRO SUPERMASIVO DONDE NO DEBERÍA ESTAR

Los astrónomos, utilizando el Hubble, han descubierto un monstruo ubicado en un lugar que no debería de estar. Nuevas observaciones realizadas a la galaxia enana M60-UCD1 han revelado un agujero negro supermasivo en su centro, por lo que esta es la galaxia más pequeña descubierta con un agujero negro de estas características.

Esta galaxia situada a unos 50 millones de años luz de distancia, es una pequeña galaxia con un diámetro de 300 años luz, tan solo 1/500 veces nuestra Vía Láctea. A pesar de su pequeño tamaño, está muy cargada de estrellas, se calcula que posee unas 140 millones de estrellas, lo que también hace que sea una de las más densas descubiertas.

Un equipo internacional desde la Universidad de Utah, ha hecho un nuevo descubrimiento que puede explicar porque en el centro de esta galaxia enana, contiene un agujero negro supermasivo con una masa de 20 millones de soles. Este agujero negro supermasivo constituye un enorme 15 por ciento de la masa total de la galaxia y pesa cinco veces más que el agujero negro de nuestra propia galaxia. Es sorprendente pensar este dato y más pensando que nuestra galaxia es 500 veces más grande. Si lo vemos de otra manera, el agujero negro de la Vía Láctea tiene la masa de 4 millones de soles y sigue siendo inferior al 0,01 por ciento de la masa total de la galaxia.

Este descubrimiento abre una nueva puerta a una nueva búsqueda, ya que se demuestra que pueden haber muchos agujeros negros que todavía no han sido descubiertos. Este hallazgo sugiere que las galaxias enanas pueden ser en realidad los restos pelados de las galaxias más grandes que fueron destrozadas durante las colisiones con otras galaxias, en lugar de las pequeñas islas de estrellas nacidas en aislamiento.

Hubble image of Messier 60 and M60-UCD1Imagen: Galaxia M60 y la galaxia enana M60-UCD1

Una explicación es que M60-UCD1 fue una vez una gran galaxia que contenía 10 mil millones de estrellas, y un agujero negro supermasivo. Esta galaxia puede haber pasado demasiado cerca del centro de su mucho más grande galaxia vecina, Messier 60. En ese proceso la parte exterior de la galaxia habría sido arrancada a formar parte de Messier 60, dejando sólo la galaxia pequeña y compacta que vemos hoy en día.

El equipo cree que M60-UDC1 puede un día fusionarse con Messier 60 para formar una sola galaxia. Messier 60 también tiene su propio monstruo agujero negro un increíble 4,5 mil millones de veces más grande que nuestro Sol y más de 1000 veces más grande que el agujero negro en la Vía Láctea. Una fusión entre las dos galaxias también haría que los agujeros negros se fusionaran, creando un agujero aún más monstruoso negro.

3 comentarios sobre “UN AGUJERO NEGRO SUPERMASIVO DONDE NO DEBERÍA ESTAR

  • el septiembre 17, 2014 a las 6:49 pm
    Permalink

    Podrían citar sus fuentes, por favor? “Los astrónomos” y “un equipo internacional” no son referencias útiles a la hora de profundizar en la información que publican (o comprobar su veracidad).
    Gracias y saludos!

    Respuesta
    • el septiembre 17, 2014 a las 7:17 pm
      Permalink

      Cierto Francisco. Perdona la molestia ocasionada. Esta hecho por diferentes astrónomos de la Universidad de Utah, pero hasta mañana día 18 de septiembre no se hará publica la noticia en la revista Science.

      Saludos.

      Respuesta
  • el septiembre 18, 2014 a las 6:34 pm
    Permalink

    Estan locas esas ondas.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.