HELIOSFERA Y ASTROESFERAS

El sistema solar está envuelto por una gigantesca burbuja que nos rodea. De la misma forma que el campo geomagnético terrestre crea la magnetosfera, el campo magnético del Sol crea lo llamado como heliosfera.

La heliosfera se forma en los mismos campos magnéticos que yacen del interior del Sol, y gracias al viento solar, estos campos magnéticos son empujados hasta los confines del sistema solar. Hay un punto en el cual la presión del viento interestelar es más fuerte que la presión que podría ejercer el viento solar, y es ahí donde finalizaría el sistema solar, donde se ubicaría esta gigantesca burbuja y donde el viento solar se frenaría.

Después de muchos años de recorrido, la sonda Voyager 2 consiguió alcanzar este punto y es ahora cuando lo está traspasando.

No obstante, no solo nuestra estrella produce esta gigantesca burbuja, todas las estrellas en sus más o menos producen sus propia heliosfera, pero llamada astroesfera. Las astroesferas han sido detectadas en numerosas estrellas, como por ejemplo la que mostramos en la imagen de la publicación, que pertenece a la enorme estrella Zeta Ophiuch.

Las astroesferas, la heliosferas, y también la magnetosfera terrestre tienen una buena función y es la de proteger del viento interestelar y de los rayos cósmicos procedentes de fuentes lejanas a nuestro sistema solar.

Si una estrella no emitiera viento solar, es muy probable que no tuviera astroesfera, ya que el campo magnético no tendría la capacidad de ser arrastrado hacia los confines del sistema extrasolar.

Se ha podido demostrar que cuando nuestro Sol está en un periodo de mínima actividad solar, el campo magnético solar disminuye ya que el viento solar es más débil, y por consiguiente esta potente burbuja se vuelve más débil. Esto se puede demostrar gracias a que se detecta más cantidad de rayos cósmicos durante los periodos de mínima actividad solar, y un alto descenso cuando se está en pleno ciclo solar. Esto es debido a que consiguen entrar más partículas energéticas dentro del sistema solar en estos periodos donde la heliosfera es más débil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.