EL SATÉLITE GAIA DESCUBRE SU PRIMERA SUPERNOVA

El satélite Gaia de la Agencia Espacial Europea (ESA), cuyo objetivo es censar mil millones de estrellas y otros objetos de la Vía Láctea, ha descubierto su primera explosión estelar en otra galaxia.
El fenómeno, que se conoce como supernova, tuvo lugar en una galaxia situada a 500 millones de años luz y se le ha dado el nombre de Gaia14aaa, según ha informado la ESA.
La explosión estelar se ha podido hallar por un aumento repentino del brillo de la galaxia entre dos observaciones de Gaia realizadas de un mes a otro.

Así, la primera ‘anomalía’ se detectó el 30 de agosto y llegó en forma de un aumento repentino de la luz proveniente de una galaxia distante, la misma que Gaia observó un mes antes y que apareció mucho más tenue.
“Inmediatamente pensamos que podía ser una supernova, pero necesitábamos más pistas para respaldarlo”, ha explicado Łukasz Wyrzykowski, del Observatorio Astronómico de la Universidad de Varsovia (Polonia).
La necesidad de confirmación se debe a que otros potentes acontecimientos cósmicos pueden parecerse a una supernova en una galaxia lejana, como los estallidos causados por un agujero negro supermasivo que devora masa en el centro de la galaxia.

Confirmación de la supernova:
“En el espectro de esta fuente pudimos ver la presencia de hierro y otros elementos que se conoce que se encuentran en las supernovas “, ha manifestado Nadejda Blagorodnova, una estudiante de doctorado del Instituto de Astronomía en Cambridge.
Asimismo, la parte azul del espectro es significativamente más brillante que la parte roja, como se espera en una supernova.
Por otra parte, los astrónomos sospechaban que podría ser una supernova ‘tipo Ia’, es decir, la explosión de una enana blanca encerrada en un sistema binario con una estrella compañera.
Para confirmar la naturaleza de esta supernova, los astrónomos complementaron los datos de Gaia con más observaciones desde tierra, utilizando el telescopio Isaac Newton (INT) y el Telescopio robótico Liverpool de La Palma (Islas Canarias).
Obtuvieron un espectro de alta resolución el pasado 3 de septiembre que confirmó que la explosión corresponde a una supernova de tipo Ia y además proporcionó una estimación de su distancia, lo cual demostró que la supernova ocurrió en la galaxia donde se observó.
“Esta es la primera supernova en lo que esperamos sea una larga serie de descubrimientos con Gaia”, ha afirmado Timo Prusti, científico del Proyecto Gaia de la ESA.

Búsqueda de fenómenos inusuales:
Para llevar a cabo los trabajos científicos, que comenzaron el pasado 25 de julio, Gaia escanea el cielo cada seis horas con el objetivo de generar un catálogo con mil millones de estrellas.
Es durante ese repetido ‘barrido’ del cielo, en el que el satélite pasa por los mismos puntos una y otra vez, cuando se pueden descubrir “miles de estrellas invitadas en el tapiz celestial”, como ha comentado el astrónomo Simon Hodgkin, del Instituto de Astronomía de Cambridge, quien forma parte de un equipo que rastrea posibles cambios y fenómenos.
Gaia se lanzó al espacio en diciembre de 2013 y está previsto que en unos dos años esté listo un primer catálogo con datos de posición, aunque la documentación completa no estará disponible hasta el año 2022.
Aparte de estrellas, también se obtendrán datos de planetas extrasolares, se determinarán algunos parámetros de la relatividad general, se van a observar cuásares y se podrá saber cómo se mueve la Vía Láctea respecto al Universo.

Fuente: RTVE / ESA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.